12 meses
pixel
Eres perfecto para otros Los comprometidos Contra la trata Avanzadoras Vencer el ictus Balón Solidario Recoger playa Sobre ruedas Alas verdes

Infórmate sobre la Donación de Médula

Si hago efectiva una donación de médula, ¿podré volver a donar en un futuro?

Tú también puedes ser perfecto para otros

Aunque las probabilidades de que una persona inscrita en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea llegue a donar es de 1 de cada 500, podría darse el caso, incluso, de que pudiese solicitarse una segunda donación pasado un tiempo, aunque esto depende de diferentes factores y no siempre está permitido. Esto es lo que regula la normativa vigente.

Fundación Josep Carreras

SEGUNDA DONACIÓN

Transcurridas unas semanas de la donación, la recuperación de la función medular es completa y los análisis se han normalizado por lo que se podría realizar, sin problemas, una segunda donación. Con todo la normativa vigente diferencia claramente dos situaciones:


1. Tras una donación de médula ósea

a) Donación para un nuevo paciente: Se exige que hayan transcurrido un mínimo de 1 año desde la anterior donación. En realidad, una vez realizada la primera donación se pregunta al donante si desea seguir apareciendo en el listado de posibles donantes voluntarios. Si responde afirmativamente, en ningún caso se le solicitaría una nueva donación antes de transcurrido este tiempo o si existiera un donante alternativo para dicho paciente.

b) Nueva donación para el mismo paciente. Esta solicitud puede presentarse:

  • A las pocas semanas de la donación por haberse producido un rechazo del injerto. En esta situación suelen solicitarse progenitores de sangre periférica que, al obtenerse en mayor cantidad que los de médula, pueden resolver el problema.
  • Al cabo de meses o años por haberse producido una recaída de la leucemia. Hoy en día se sabe que, en determinadas situaciones, es posible controlar la reaparición de la leucemia con la administración de linfocitos del donante. Estas células de la sangre, en ocasiones, son capaces de acabar con las células leucémicas del paciente. La forma de donar linfocitos es variable según la cantidad que se precise. Si son pocos pueden obtenerse mediante una simple donación de 300 - 500 mL de sangre; si se necesita una cantidad mayor será preciso realizar una citoaféresis sin necesidad de administrar factores de crecimiento.

2. Tras una donación de sangre periférica.

Después de este tipo de donación, el donante es cancelado del registro y no será requerido para ulteriores donaciones excepto si el mismo paciente necesitase eventualmente un segundo trasplante, en cuyo caso, si el donante acepta, la donación será siempre a partir de médula ósea. También se acepta la donación de linfocitos.

Déjanos tu opinión

La labor de 12 meses

mostrar

Publicidad