12 meses
pixel
Eres perfecto para otros Los comprometidos Contra la trata Avanzadoras Vencer el ictus Balón Solidario Recoger playa Sobre ruedas Alas verdes

Lecturas recomendadas para el verano

'Manual del buen paseante', de Raimon Juventeny

Un libro ilustrado que te enseña, en 20 puntos, a disfrutar de los paseos, saboreando cada pisada, apreciando los detalles, aprendiendo a activar los sentidos para apreciar los tesoros que encontramos a nuestro alrededor, sin prisas.

¿Qué ocurre cuando caminamos con el ánimo del buen paseante?

Pues que nos dejamos llevar por nuestro propio ritmo, y saboreamos todos los detalles del momento: los pájaros y las nubes en lo alto del cielo, los árboles , los edificios y las personas que nos rodean, las luces y las sombras, los sonidos y los olores. Cuando caminamos, cuando lo hacemos de verdad, nos sentimos plenamente vivos. En veinte sencillos pasos, una pequeña guía para redescubrir el placer de pasear sin prisas, sin preocupaciones, sin estrés; disfrutando de la naturaleza, inmersos en nuestras cavilaciones. Una ecoedición para iniciarse en el "movimiento slow". Manual del buen paseante” es una atinada crítica a esta tendencia correcaminos. Es un pequeño e ingenioso canto al placer que proporciona un buen paseo.

manual caminante

En tan solo veinte puntos, expuestos de manera breve y concisa, el “Manual del buen paseante” orienta a los lectores sobre los pasos a seguir para disfrutar de una actividad saludable: pasear por placer. Sin prisas y sin preocupaciones, se trata de un ejercicio que requiere ciertas destrezas que se han ido perdiendo a medida que la sociedad se rendía al estrés, al poder de la tecnología y otros factores que trastornan la relación natural de las personas con su entorno y el sereno discurrir del tiempo.

Un pequeño gran libro para redescubrir lo verdaderamente importante: sonreír a la vida, observar la naturaleza, escuchar a nuestro alrededor, activar los cinco sentidos, pensar, reposar… El mérito de Raimon Juventeny radica en haber plasmado de manera sencilla y gráfica algo tan aparentemente “difícil” de llevar a cabo.
Predominan los tonos ocres y pastel en una historia que parece ambientada en una tarde apacible. El autor, nacido en Barcelona, desarrolla la secuencia del paseo con un enfoque cinematográfico, a base de figuras con poco volumen y trazos difuminados, combinando planos generales y detalles.

Déjanos tu opinión

La labor de 12 meses

mostrar

Publicidad