¿Qué quieres contar?

Consejos para elaborar tu discurso

Tienes que tener claro qué quieres contar y cómo lo quiere hacer

Antes de empezar a hacer tu discurso tienes que haberte preparado bien. Tienes que tener claro qué es lo que quieres decir en esos 30 segundos y cómo quieres contarlo. Lo más importante es una buena estructuración.

Lo primero que tienes que hacer es escribir un guión. Escribe en un papel qué quieres contar y empieza a tachar todo lo que no sea relevante. Busca frases cortas y concisas, sin irte por las ramas. Si tienes 30 segundos, lo mejor es que vayas al grano.

Estructúralo.

De entrada, responde a las preguntas más obvias:

1. ¿Quién eres?

2. ¿Cuál es tu idea?

3. ¿Qué hace diferente tu proyecto?

4. ¿Qué necesitas para tener éxito?

5. ¿Qué posibilidades reales tiene?

Piensa que, aunque tú conoces el proyecto, nosotros no sabemos de qué estás hablando. Saltarte determinadas partes suele resultar crítico.

Posiciónate

Deja claro quién eres y de qué eres capaz. Muchas personas quieren dar tan buena impresión que cuentan demasiadas cosas y se dispersan. Cuidado.

Objetivo

El objetivo es llamar la atención. El objetivo de tu presentación no es vender, sino provocar en el equipo una sensación de "quiero saber más".

Demuestra pasión

Si eres capaz de explicar tu proyecto con pasión, tendrás muchísimas más posibilidades de éxito.

Sé muy breve.

El objetivo es incitar nuestra curiosidad, dejarnos con la miel en los labios y provocar que nos entren ganas de llamarte para seguir adelante.

Ensaya

Es muy importante.  Ensaya delante del espejo, de tus amigos, incluso de algún desconocido. Es la mejor manera de conseguir seguridad, saber qué partes son importantes y cuáles sobran y ajustar el discurso a 30 segundos.

Déjanos tu opinión

mostrar

Publicidad