La Alta Definición, una nueva dimensión tras el 'apagón'

.

El apagón analógico que ha dado paso a la implantación definitiva de la TDT en España es la puerta de entrada hacia otra nueva dimensión marcada por la alta definición, después de que el pasado jueves el Gobierno aprobara el real decreto con las condiciones técnicas para su desarrollo.
Así lo ha manifestado hoy el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, durante la presentación del Informe Final 2010, que resume los aspectos más destacados de la transición a la Televisión Digital Terrestre, que se hizo efectiva a principios de abril tras un proceso de más de cuatro años.
Ros ha subrayado que "la TDT, en muchos casos, ha salvado las ventas y el impacto de la crisis en el entorno de la electrónica de consumo".
En el proceso de su puesta en marcha se han involucrado más de 10.000 empresas, se han creado más de 40.000 empleos directos y se han movilizado más de 12.000 millones de euros, ha explicado.
El secretario de Estado ha destacado que el proceso de digitalización "es un paso ineludible de modernización del país y no había mejor manera de simbolizar esa modernización que con un proyecto que abarcaba al 100% de la ciudadanía y que podía suponer el reconocimiento internacional de las empresas españolas".
Además de la alta definición -ya hay tres millones de equipos en España que disponen de esta tecnología-, Ros ha citado como retos de futuro la TDT de pago y la imbricación de la TDT con internet.
Esta última fórmula abre "un marco para el talento creativo, para el desarrollo de productos y de plataformas como jamás ha habido en la historia reciente de la humanidad", según el secretario de Estado.
El presidente de Impulsa TDT, Eladio Gutiérrez Montes, ha destacado que los plazos se han cumplido "escrupulosamente", a pesar de que "algunos pensábamos que nos iba a pillar el toro".