Charlie Sheen vale más muerto que vivo

Aston Kutcher, en su debut en 'Dos hombres y medio'.mediaset.es

.

Arrojado a la vía del metro por una mujer. Así es como ha muerto el personaje de Charlie Sheen en Dos hombres y medio. Una serie que estrenó temporada celebrando el funeral de Charlie Harper, con Ashton Kutcher como prometedor nuevo protagonista y, además, con muy buenos augurios por parte de la crítica estadounidense. Lo que es segura es la buena aceptación del público: 28 millones de espectadores, el doble que en la despedida del polémico actor.
"Teniendo en cuenta que han comenzado celebrando un funeral, ", ha destacado Hank Steuver, crítico del Washington Post, para quien Kutcher ha hecho entrada en la serie con bastante acierto. el principio de Dos hombres y medio resulta bastante bueno
Especialmente teniendo en cuenta la dificultad de sustituir a un personaje tan popular como lo era el de Harper.
Una vez enterrado Charlie Harper la vida sigue en Malibú, un lugar donde precisamente ha llegado el multimillonario Walden Schmidt -interpretado por Ashton Kutcher- quien no ha tardado en comprar la que fuera casa de Harper. "Démosle un par de episodios y veremos como encaja perfectamente", ha señalado Scott Pierce, del Salt Lake Tribune.
Y aunque los cambios siempre son arriesgados, parece que, según la crítica, los productores de Dos hombres y medio no se han equivocado. "Asthon ha traído nueva energía y un mejor ambiente a la serie. Aunque el personaje de Harper pudiera haberse renovado no parecía que Sheen tuviera la fuerza suficiente para hacerlo", ha subrayado Robert Bianco, redactor del USA Today.
"Kutcher trae dulzura a una serie que a veces puede resultar amarga y misógina. Su presencia puede permitir a Jon Cryer -Alan Harper en la ficción- tener líneas más suaves, menos estridentes, si así le parece a Chuck Lorre", ha observado Robert Lloyd, crítico del Chicago Tribune.
Y aunque algunos como Steuver consideren que Dos hombres y medio trabaja con argumentos sencillos -nunca demasiado divertidos, ni demasiado raros, ni demasiado traviesos- lo cierto es que la mayoría de los críticos vaticinan que la serie tiene todas las papeletas para seguir cosechando amplios éxitos de audiencia a pesar de la salida de Sheen.