Charlie Sheen quiere volver al rodaje y la cadena le da largas


Aunque el protagonista de Dos hombres y medio dice estar recuperado de su adicción a las drogas y haber dejado atrás las fiestas salvajes que organizaba en su mansión, parece que su vida no acaba de enderezarse. Y es que el intérprete norteamericano afirma estar preparado para volver a rodar pero, según él, sus jefes le están negando el derecho.
¿De qué tienen miedo los grandes ejecutivos de la CBS? "Los responsables del programa me dijeron que no me preocupara, que estaría preparado cuando fuera el momento. Ahora siento que es el momento, he vuelto y nadie me contesta", ha comentado Sheen, que acaba de someterse a un tratamiento de rehabilitación y desde hace semanas ha superado numerosos controles antidroga cuyo resultado confirman que el actor no ha consumido sustancias estupefacientes, según recoge Contactmusic.
"Soy un hombre de palabra. Tengo un contrato. Me dijeron que pusiera mis asuntos en orden y eso es exactamente lo que he hecho. Pero yo creo que ellos no pensaban que iba a hacerlo tan rápido", ha explicado el actor que el pasado mes de enero era hospitalizado tras consumir drogas y alcohol en una bacanal que tuvo lugar en su casa.
Sin embargo, Sheen quiere cerrar cuanto antes este turbulento capítulo de su vida y parece estar esforzándose mucho por recuperarse.
"Me he curado y he puesto todas mis ideas en su sitio lo más rápido que he podido. Ahora sólo pido que por favor me dejen volver al trabajo. ¡Dejadme volver al trabajo ya!", ha suplicado en el programa radiofónico Speaking on Dan Patrick.
En este sentido, el intérprete considera que sus jefes de CBS están incumpliendo su contrato, ya que una de las cláusulas establece que no pueden bajo ningún concepto entrometerse en la vida privada de su empleado.
La serie cómica Dos hombres y medio que Sheen coprotagoniza con Jon Cryer, fue estrenada en 2003 y, desde entonces, ha aparecido siempre en la lista de los veinte programas más vistos de la televisión norteamericana.
Por esta razón la productora Warner Bros y la cadena de televisión CBS se han comprometido a realizar al menos dos temporadas más de la misma, que en principio serán emitidas entre 2010 y 2012.