Cospedal anuncia el "saneamiento" y "privatización" de la TV de Castilla-La Mancha

Mª Dolores de Cospedal.mediaset.es

.

"Voy a emprender un proceso de saneamiento y posterior privatización de la Radio Televisión de Castilla-La Mancha". En su discurso de investidura como presidenta de la comunidad castellano-manchega, la popular María Dolores de Cospedal ha anunciado que piensa renunciar a la televisión autonómica, tal como se había comprometido en su programa electoral.
De Cospedal ya lo había advertido fuera, incluso, de la campaña: la televisión pública de Castilla-La Mancha tiene una "gran deuda" y no está saliendo "rentable", y se ha convertido "en un instrumento de propaganda del Gobierno y de su presidente".
Según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Televisión Autonómica de Castilla La Mancha recibió en 2009 un total de 55,7 millones de euros de fondos públicos, procedentes del Contrato Programa.
Gracias a esa partida, RTVCM ha ingresado, desde 2006 hasta 2009, 190 millones de euros.
Tras reconocer que "los programas de producción propia son los que mejor inciden en las circunstancias más próximas de nuestra sociedad mediante la difusión y defensa de las particularidades, la cultura y los hechos diferenciales inherentes a Castilla-La Mancha", el informe de cuentas anuales reconoce que a estos tan sólo les dedica la mitad de su parrilla. El 30% de la programación se destina al cine, y el 16% a las series, ambos de producción ajena.  
La cadena tiene una plantilla de más de 300 trabajadores, y unos gastos de personal que suponen 13,5 millones de euros. El pasado mes de mayo, promedió un 7,1% de cuota de pantalla.
En su investidura como presidenta de la comunidad, De Cospedal también ha anunciado otras medidas de ahorro de gasto público, como la supresión del Defensor del Pueblo, la Comisión Regional de Competencia y el Consejo Económico y Social.