La Defensora de RTVE, alarmada por la ortografía

Elena Sánchez Caballero.mediaset.es

.

La Defensora del Espectador, Elena Sánchez Caballero , señala en su último informe sobre cumplimiento del Código de Protección de la Infancia y la Juventud, correspondiente al segundo trimestre de 2011, que está "muy preocupada" por la presencia de errores ortográficos en los canales de RTVE y pide que "se aumenten las cautelas editoriales".
"Nos preocupa mucho la presencia de errores ortográficos en las pantallas de RTVE, no solo porque somos un servicio público y referente del papel de los medios de comunicación en la sociedad, sino por la influencia que ejercemos en la educación y la formación de nuestros menores", señala la Defensora del Espectador en el informe.
Así por ejemplo, el informe destaca que a primeros del mes de julio y, por tanto, en etapa de exámenes escolares, . en una promoción de la serie Bob Esponja se pudo ver la palabra absorvente
Sánchez Caballero llama la atención sobre este tipo de errores y señala que deben ser evitados ya que "la infancia es una etapa importante para aprender y fijar el adecuado uso de las lenguas".
Por ello, la Defensora del Espectador pide en el informe que "se aumenten las cautelas editoriales".
En general, durante el segundo trimestre, la oficina de la Defensora del Espectador recibió 36 quejas relacionadas con los menores.
Sánchez Caballero afirma que en estas quejas "la violencia sigue siendo una preocupación recurrente para los padres, aunque con mucha menos intensidad que en periodos anteriores".
Entre las quejas remitidas a la Defensora del Espectador hay , una lamentando que en un capítulo se usara la palabra idiota y otra en la que se asegura que el programa fomenta el consumo de hamburguesas, a lo que la oficina de Sánchez Caballero responde que "". dos referidas a Bob Esponja las cangreburguer de Bob Esponja son un juego entre los alimentos que ofrece el mar y los personajes de la serie
El informe recoge otras quejas de padres que se lamentan de la emisión de contenidos poco apropiados para los niños en horario nocturno.
Ante estas críticas, la Defensora del Espectador afirma que es consciente de "lo difícil que les resulta a los padres mantener la disciplina de consumo de pantallas de los menores".
No obstante, subraya que más allá de las 22.00 "es responsabilidad de los padres establecer los criterios de la dieta mediática de los menores".
Además, hace ver que RTVE dispone de canales, como Clan, que emiten contenidos infantiles las 24 horas.