Hermann Tertsch pierde la demanda contra Wyoming

Hermann Tertsch.mediaset.es

.

El Intermedio, que conduce El Gran Wyoming en La Sexta, no faltó al honor del periodista Hermann Tertsch. De hecho, "cualquier espectador" era capaz de darse cuenta de que los videos que emitió el programa de no eran más que un "montaje exagerado hasta el extremo", y los televidentes "con una inteligencia media distinguen la realidad de la ficción".
A esta conclusión llega la titular de un juzgado de Madrid sobre la demanda que presentó Tertsch por el montaje que Wyoming hizo a partir de unas declaraciones suyas en el programa Diario de la noche de Telemadrid del 2 de diciembre de 2009, en las que afirmó que "si pudiera, mataría a 15 o 20 miembros de Al Qaeda".
A partir de ahí,  El Intermedio hizo unos montajes en los que el periodista aparecía diciendo: "Les aseguro que si yo pudiera matar a 15 o 20 ministros por algo de dinero, lo haría si la menor duda", "les aseguro que si yo pudiera matar a Zapatero por dólares en efectivo, lo haría si la menor duda" y "les aseguro que si yo pudiera matar a 15 o 20 menores, lo haría si la menor duda".
Todo ello, acompañado de sobreimpresiones de un cuchillo ensangrentado, cartuchos de dinamita y un hacha, respectivamente.
Pero la sentencia explica que el programa de El Gran Wyoming tiene un carácter satírico, de actualidad y no informativo, por lo que le ampara la libertad de expresión y comunicación, según recoge la sentencia.
El Intermedio es un programa de humor "que partiendo de noticias de actualidad, satiriza la noticia, donde se lleva hasta el extremo de la extravagancia y la ridiculización cualquier tema de actualidad", afirma el fallo.
Además, la libertad de expresión ampara "el tratamiento humorístico o sarcástico de los acontecimientos que interesan a la sociedad" y "es evidente que ningún espectador cree que el actor (Tertsch) quiera matar a menores, a ministros o al presidente del Gobierno" ya que "cuando el espectador se sienta ante su televisor para ver El Intermedio'y al Gran Wyoming lo hace para reírse, para escuchar sus chistes y para ver los montajes de los vídeos".
Así, el auto concluye que El Intermedio, ni le han causado daños en su patrimonio moral o en su proyección profesional o social. Tertsch reclamaba 200.000 euros en indemnización, que no recibirá; además, tendrá que pagar las costas del proceso. no ha vulnerado el derecho al honor de Hermann Tertsch