El alquiler de siete unidades móviles precipita la salida de Oliart de RTVE

.

Alberto Oliart ha aprovechado una desproporcionada polémica para cerrar su etapa al frente de RTVE. La contratación de a una filial de Telefónica dirigida por uno de sus hijos ha sido el detonante. Cuestionado desde dentro del consejo de administración, Oliart, de 83 años, ha presentado su dimisión. Ha sido la última controversia en un mandato que arrancó hace año y medio fruto del consenso de PSOE y PP. Pero la luna de miel se acabó pronto, y la oposición reclamaba desde hace meses la destitución del presidente de RTVE acusándole de sectario. siete unidades móviles de apoyo para La mañana de La 1
Oliart comunicó el martes al Gobierno su intención de dimitir del cargo por razones "estrictamente personales" y, más concretamente, de "salud", según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Presidencia.
La adjudicación del contrato técnico del programa de Mariló Montero -antes realizado por Overon, de Mediapro- a Telefónica Broadcast Services (TBS), filial de Telefónica cuyo administrador único es Pablo Oliart, no ha sentado bien en el Consejo de RTVE, algunos de cuyos miembros consideran que este organismo debería haber sido informado de los lazos familiares existentes.
Una circunstancia que no se había puesto sobre la mesa en otros contratos -de mayor relevancia- suscritos hasta ahora entre RTVE y Telefónica, habitual proveedor de servicios de la corporación y de casi todas las empresas audiovisuales. 
La dimisión del ex ministro de Defensa con UCD en la Transición llega después de varias amenazas de abandono, la primera de ellas a las pocas semanas de llegar a Prado del Rey, debido a los nombramientos en la cúpula de la corporación.
Como el de su sobrina Silvia Delgado, directora de Coordinación de Contenidos.
Después amagaría con irse al faltarle el respaldo del Consejo para afrontar las dificultades financieras del grupo, como cuando propuso la venta de derechos deportivos.
Telefónica, a través de TBS, filial de TSA, se ha adjudicado el soporte técnico de La mañana de La 1 (siete unidades móviles para las conexiones en directo) después de que el consejo de RTVE decidiera no renovar el contrato de la productora de Jaume Roures. En concurso público, Telefónica ganó "porque  era la oferta más barata", según fuentes de la cadena pública.
Con la salida de Oliart, . Luis Fernández, el primero nombrado en la era Zapatero, dejó el cargo cuando el presidente del Gobierno decidió que la cadena pública renunciaría a la publicidad. Zapatero y Rajoy pactaron el nombre de Oliart, que se retira a los 83 años. los dos presidentes de la nueva RTVE han acabado su mandato antes de que expirara el plazo