El consejero de CCOO en RTVE, único que dimite por el 'caso de la censura previa'

Reunión del Consejo de Administración de RTVE.mediaset.es

.

El Consejo de Administración de RTVE ha votado por unanimidad en contra de la medida que el mismo órgano aprobó por mayoría el pasado miércoles para disponer de una clave de acceso al sistema iNews, que usan los periodistas para elaborar sus informaciones. En la misma reunión, el consejero de RTVE propuesto por CCOO, Héctor Maravall -que se abstuvo en la votación de dos días antes-, ha presentado su dimisión.
En un comunicado posterior, el pleno del Consejo de Administración de la Corporación RTVE ha confirmado la revocación y ha asegurado que "nunca fue voluntad de los consejeros que votaron a favor de la medida", los del PP y CiU, "ni de los que con su abstención posibilitaron indirectamente su aprobación", PSOE, CCOO y ERC, "interferir en la labor de los trabajadores de Informativos ni, mucho menos, condicionar su independencia profesional, por la que este Consejo siempre ha apostado".
"Ni fue su intención perjudicar la neutralidad de los informativos de TVE, de la que el propio Consejo es el primer garante no sólo por mandato legal sino también por propio convencimiento", señala el Consejo de Administración en su comunicado, en el que se asegura que el permiso de acceso aprobado el miércolessolo era "para consulta y cuyo fin no era otro que facilitar el ejercicio" de las competencias y funciones del consejo.
Además, el Consejo reitera su "máximo compromiso con la neutralidad y el pluralismo informativos y con el más escrupuloso respeto a la independencia profesional de los trabajadores de la Corporación, que seguirá defendiendo e impulsando como ha hecho hasta ahora y lamenta profundamente el malestar ocasionado".
Esta marcha atrás del consejo se produce después del aluvión de críticas recibidas desde los partidos políticos que los han elegido, las asociaciones profesionales de periodistas y los propios trabajadores de la corporación tras conocerse la decisión.
Hasta el momento, sólo el consejero propuesto por CCOO ha presentado su dimisión, según han confirmado las mismas fuentes.
Durante la reunión, Maravall ha anunciado su dimisión, como ya había informado que haría al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y ha asegurado que su decisión era "irrevocable" y que iba a presentarla ante el Congreso de los Diputados, ya que, al ser los consejeros nombrados por el Parlamento,es a las Cortes a las que corresponde aceptar su dimisión.
Tras la dimisión de Maravall, el Consejo se queda sin presidente (tras la renuncia de Alberto Oliart en el mes de julio), y con solo diez consejeros (cuatro propuestos por el PP, dos por el PSOE, uno por CiU, uno por ERC, uno por UGT y otro por CiU), frente a los doce miembros que la Ley de Radiotelevisión pública estatal prevé para este organismo de gobierno de la corporación.
Además, seis de los diez consejeros que quedan deberían haber abandonado la corporación en enero de 2010, cuando se cumplió el plazo para su renovación. Son Jesús Andreu y Manuel Esteve (propuestos por el PP, este último elegido ayer presidente por orden alfabético), Mari Cruz Llamazares (PSOE), Josep Manuel Silva (CiU), Francesc Bellmunt (ERC) y Santos Ruesga (UGT).
Sin embargo, al igual que ha sucedido con el presidente de la corporación, los partidos políticos no han logrado llegar a un acuerdo para su cambio.
La Ley de la Radiotelevisión pública estatal exige que los miembros del consejo sean elegidos con el apoyo de dos tercios del Parlamento.
A la reunión estaban convocados la dirección de TVE y RNE, así como el Consejo de Informativos de TVE, pero finalmente tanto unos como otros fueron desconvocados el jueves por la noche y finalmente los miembros del Consejo de Administración se han reunido solos.