La crisis mata a Edie Britt en 'Mujeres desesperadas'

Aparentemente la crisis económica está detrás de la muerte de la polémica Edie Britt en la serie , personaje interpretado por Nicolette Sheridan. Mujeres desesperadas
El asesinato de Britt en el capítulo que se emitirá el domingo en EEUU pondrá fin a la atractiva y peligrosa vecina de Wisteria Lane después de cinco temporadas manteniéndose como fuente de discordia en el famoso barrio televisivo.
Marc Cherry, creador de la exitosa serie, ha explicado que detrás de la salida de Sheridan se esconde una razón puramente financiera . "Ha habido una tremenda presión sobre mí para encontrar la manera de reducir costes. La cadena (Abc) está diciendo a todos las series: 'la compañía está sufriendo financieramente. Tenéis que hallar la forma de producir más barato", ha declarado. Ante esa situación Cherry consideró que el personaje de Sheridan era el más prescindible, que podría costar de 75.000 euros a 150.000 por capítulo.
Sheridan, sin embargo, ha señalado que su despido tiene que ver más con razones personales del creador de la serie que con problemas económicos. "Creo que Edie ha representado a alguien en la vida de Marc (Cherry) que a él no le gustó, y lo ha pasado mal para distinguir entre la realidad y la ficción", ha comentado la actriz en una entrevista que saldrá publicada en el próximo número de la revista TV Guide.
Lo cierto es que a pesar de cinco temporadas dando de qué hablar en la serie, Nicolette Sheridan siempre ha permanecido a la sombra de las otras actrices y nunca consiguió ver su rostro entre el de las bellas residentes de Wisteria Lane en la cabecera de inicio del programa.
La actrisz, se convirtió en la secundaria de lujo de Teri Hatcher, Marcia Cross, Felicity Huffman y Eva Longoria, algo que asumió, aunque no sin cierta desazón sobre todo cuando se sentía ignorada en las manifestaciones públicas de Cherry, que solía elogiar a otros miembros del reparto. 
Al parecer hacía ya dos años que la dirección de Mujeres desesperadas había valorado la opción de matar a Edie Britt cuando los sueldos de las actrices protagonistas comenzaron a subir.