'La niña bonita', un canto a la esperanza para los refugiados

La niña bonitamediaset.es

.

Se trata de "ponerse en la piel de La niña bonita". Es lo que pide la exministra Matilde Fernández, presidenta del Comité Español de ACNUR, en la presentación del documental dirigido por Julieta Cherep y protagonizado por dos mujeres que a los 15 años tuvieron que abandonarlo todo para convertirse en refugiadas, un drama que sufren en el mundo 24 personas cada minuto: son la periodista y directora de Comunicación de Mediaset España, Mirta Drago -quien en los años 70 se vio obligada a abandonar Chile junto a su familia tras el golpe de Estado de Augusto Pinochet-, y Hala, refugiada siria a la que Drago encuentra junto a su madre y sus hermanos -el padre ha conseguido viajar a Alemania de avanzadilla- en el norte de Grecia.
Todo lo que alcanzó a llevarse Mirta Drago cuando tuvo que salir huyendo precipitadamente fue su diario de adolescente. Y un diario es lo que regala a Hala al despedirse para que allí anote todo lo que vaya a vivir a partir de ahora.
"Se cierra un círculo virtuoso", apunta Drago, que se embarcó en este proyecto con dos propósitos: "Crear conciencia" sobre el drama de los expatriados y conseguir fondos para ACNUR que ayuden a la asistencia de los millones de personas que siguen viviendo, si son afortunados, en tiendas de campaña en los campos.
Matilde Fernández destaca, por su parte, que La niña bonita -desde el 15 de febrero se puede ver en Mitele, en la web 12Meses y en laniñabonitadocumental.com y posteriormente en BeMad- pretende "hablar de logros, superaciones y fuerza".
"Una historia, la de Mirta, tiene un final feliz", ha declarado, para después añadir que la otra es la de Hala y su familia, "una joven con fuerza, que tiene las ideas muy claras y que sabe que la educación es lo que la va a liberar", añade Fernández.
La niña bonita
La niña bonita
"Yo me sentí identificada con Hala, con su adolescencia truncada, en espera, en incertidumbre", ha relatado Drago.
La periodista ha asegurado que el "entusiasmo" de Julieta Cherep es lo que ha dado vida a esta historia "fantástica". "Es, sin duda, un aporte que espero que sirva de reflexión a nuestra sociedad", ha indicado, para después manifestar que "ojalá la mayoría pueda entender" que quienes se trasladan contra su voluntad de un país a otro son personas que pueden "contribuir al bien".
En ese sentido ha insistido Matilde Fernández, que ha llamado la atención sobre "lo negativo que es trasladar miedo hacia el otro", y ha abogado por la transmisión de un mensaje positivo sobre los refugiados. 
Hala, La niña bonita
Julieta Cherep, La niña bonita
"Cuando veía estas imágenes de refugiados en la televisión, gente huyendo con lo puesto, buscando un futuro mejor, me hacía recordar las historias que mi madre y mis abuelos me habían contado", ha confesado Julieta Cherep, hija de Drago, y ha destacado que ese es el origen de la idea. Lo "mejor del documental ha sido la cascada solidaria que se generó" cuando comenzó a contárselo a sus compañeros y amigos, dispuestos a colaborar desde el primer momento desienteresadamente.
Hala, la otra protagonista de la historia, que ahora vive junto a toda su familia en Alemania, volverá a estudiar el lunes 20 de febrero. La joven ha terminado su intervención con un llamamiento: "Pido a las personas que cierran las fronteras a los refugiados y a los sirios, que las cierren a las armas que entran allí", ha remachado.
El documental, producido por 12 Meses, de Mediaset España, y el Comité Español de ACNUR, ha sido rodado de forma desinteresada por profesionales del sector audiovisual español durante el pasado verano en el asentamiento de Lagadikia (Grecia), Alemania y España, con música del último trabajo del violinista Ara Malikian.
La niña bonita
La niña bonita
 
 
La niña bonita