Famosos británicos liderados por Hugh Grant reclaman el fin de los abusos de la prensa

Hugh Grant abanderado 'Hacked off'mediaset.es

.

Benedict Cumberbatch, Sam Mendes, Ian McKellen, Danny Boyle o Maggie Smith son algunas de las más de 200 estrellas británicas que han firmado el manifiesto en el que reclaman a los medios de su país que acepten un código de autorregulación. Hacked off, un grupo que ha estado haciendo campaña a favor de las víctimas de abusos de la prensa -con Hugh Grant como uno de los abanderados-, publicó este martes anuncios en varios periódicos británicos para conmemorar el primer aniversario del acuerdo político alcanzado a favor de ese código de autorregulación de los medios británicos, que podría ser modificado por el Parlamento.
La asunción de dicho código por los medios británicos lleva en el aire más de un año, desde que el exjuez Brian Leveson abogara por su creación a raíz de los abusos de la prensa destapados en las escuchas ilegales de News of The World.
Algunos grupos mediáticos, incluyendo la unidad News Corp de Rupert Murdoch, han tratado sin éxito de impulsar un sistema de autorregulación alternativo, alegando que el propuesto -y respaldado por las tres grandes fuerzas políticas británicas- daría a los partidos demasiado control sobre la prensa.
Entre las las celebrities que apoyan la declaración en favor de la regulación de prensa destacan nombres como el antiguo protagonista de Doctor who David Tennant, Russell Brand, Ian McKellen, Steve Coogan o Bob Geldof. También están los directores de cine Danny Boyle, Sam Mendes, Stephen Daldry, Stephen Frears, Guy Ritchie y Mike Leigh o la autora de Harry Potter, J.K. Rowling, o los componentes de Monty Python John Cleese, Michael Palin y Eric Idle.
Algunos de ellos, incluyendo Cleese y Rowling, también han firmado declaraciones anteriores de Hacked off. La última declaración fue publicada en periódicos como The Guardian, The Independent o The Spectator y en ella los firmantes instan a los periódicos a adoptar el sistema de autorregulación.
"Creemos que una prensa libre es una piedra angular de la democracia", dice el escrito, que afirma que la prensa debe ser "valiente en la denuncia de la corrupción" para convertirse en escudo y protección de los indefensos y azote para los más poderosos. Además señala que "no tiene nada que perder y solo puede mejorar" asumiendo una regulación que evite de manera firme que conductas contrarias a la ética se repitan.
Dicha regulación, aseguran, "salvaguarda a la prensa de la interferencia política y al mismo tiempo da una protección vital para las personas vulnerables". Los firmantes también apuntan que asumiendo "las recomendaciones del juez lord Leveson y recogidas en la cédula real del 30 de octubre de 2013", los editores y periodistas mejorarán la percepción que el público tiene de ellos.
"Es por ello que apoyamos e instamos a los editores de periódicos a que la asuman", sentencia.