Netflix aparca sus planes de desembarco en China

Stranger things (Netflix)mediaset.es

.

La compañía estadounidense de distribución de películas y series online Netflix obtuvo en el tercer trimestre de 2016 un beneficio neto de 51,5 millones de dólares (47 millones de euros), un 75% más que en el mismo periodo del año anterior, gracias al crecimiento de su negocio internacional y al éxito de series como Stranger things y la segunda temporada de Narcos.
La cifra de negocio de la cadena de televisión a través de Internet alcanzó entre julio y septiembre un total de 2.290,18 millones de dólares (2.082 millones de euros), un 31,7% más que en 2015.
De este modo, en los nueve primeros meses del año Netflix obtuvo un pobre beneficio neto de 119,9 millones de dólares (109 millones de euros) -empresas españolas como Mediaset ganaron 117,7 millones solo en el primer semestre-, un 51% más que el año anterior, mientras que su facturación creció un 28%, hasta 6.353,1 millones de dólares (5.775 millones de euros).
Al cierre del tercer trimestre, Netflix contaba con un total de 86,74 millones de usuarios en todo el mundo, un incremento de 3,56 millones respecto a los tres meses anteriores, de los que 83,28 millones eran suscriptores de pago, lo que significa un aumento de 3,38 millones.
En EEUU, la plataforma contaba con 47,50 millones de usuarios, con un crecimiento de 370.000, mientras que en el resto del mundo su base de usuarios se amplió hasta los 39,25 millones, tras registrar un incremento trimestral de 3,2 millones de usuarios.
Asimismo, de cara al cierre del ejercicio, Netflix prevé alcanzar una cifra de 91,94 millones de usuarios, con 48,95 millones en EEUU y 43 millones en el resto del mundo.
Las acciones de Netflix recibieron con euforia los resultados de la compañía y llegaron a subir más de un 20% durante la negociación after hours en Wall Street.
Por otro lado, la compañía de Los Gatos (California) indicó que, ante las crecientes dificultades planteadas por el entorno regulatorio en China a los servicios extranjeros de contenidos digitales, Netflix aparca sus planes de desembarcar en el gigante asiático, donde espera lograr acuerdos de licencia de contenidos con proveedores de servicios domésticos.
"Ahora planeamos licenciar contenidos a proveedores de servicios online en China en vez de operar nuestro propio servicio en el país a corto plazo", ha anunciado la multinacional, que reconoce que sus ingresos por esta vía "serán modestos" y no renuncia, a largo plazo, a la posibilidad de lanzar su propio servicio en China.
"Todavía albergamos un deseo a largo plazo de dar servicio directamente al público chino y esperamos finalmente lanzar nuestro servicio en China", ha añadido.
Por otro lado, Netflix ha advertido de que el sector se enfrenta a una "inmensa competencia" por el tiempo dedicado por los consumidores al consumo de contenidos a través de las diversas pantallas y ha augurado que Amazon Prime Video se convertirá en un servicio "tan global como YouTube y Netflix este otoño".