Los editores reclaman "condiciones" para limitar el poder de Google

Luis Enríquezmediaset.es

.

El presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez, ha pedido al Gobierno y al Parlamento que "hagan su labor" y limiten la posición dominante de Google en el mercado de las noticias en Internet. Asimismo, ha opinado que la prensa gratuita "no tiene sentido". "Del negocio ya nos encargamos nosotros, ya lo sacaremos adelante. Lo que reclamamos de las autoridades, lo que reclamamos del Parlamento es que establezca condiciones de equilibrio en el mercado", ha subrayado Enríquez durante un desayuno informativo organizado por el Foro de la Nueva Comunicación en Madrid.
En este sentido, el editor ha señalado que no se trata de "pedir ayuda" al Gobierno sino de reclamar que "subsane" la actual situación, en la que Google, sin contratar "prácticamente a nadie" ni pagar casi impuestos en España, controla el 60% de los ingresos publicitarios en el entorno de Internet en el país.
Además, Enríquez ha señalado que el buscador estadounidense se vale para ello de "información cara que elaboran periodistas muy especializados" en los medios de comunicación españoles y que Google publica en su agregador de noticias (Google News) junto con publicidad, sin dar una contraprestación a los editores.
El consejero delegado de Vocento ha asegurado que existe "sensibilidad" de las autoridades hacia las demandas de los editores y ha esperado que finalmente se tome alguna medida. "La sensibilidad existe. ¿Quién va ganando? No lo sé, le puedo decir que ganaremos nosotros", ha señalado.
Durante su intervención, Enríquez ha hecho un alegato en favor de los medios de comunicación escritos, que algunos "agoreros" han querido dar por muertos apoyándose en "banalidades" sin fundamento. "Tenemos negocio y seguiremos teniendo negocio", ha indicado el consejero delegado de Vocento, que ha repasado las estrategias que ha emprendido su grupos para reducir costes y adaptarse al nuevo escenario abierto por la irrupción de las nuevas tecnologías.
Así, ha indicado que el grupo ha recortado en los últimos años sus costes laborales y ha abandonado la "dañina y equivocada guerrita de las difusiones" en los periódicos impresos. En este sentido, ha defendido que los periódicos impresos no son "un medio de masas", por lo que no tiene sentido mantener "ejemplares ineficientes" sólo por "simular audiencia". Vocento ha retirado del mercado desde octubre de 2011 alrededor de 65.000 ejemplares al día, según ha indicado.
Esta estrategia ha permitido al periódico impreso invertir "en calidad", contratando nuevos columnistas -como David Gistau- y reforzando algunas secciones, y focalizarse en una audiencia de "alto nivel", ha asegurado. En 2012, el grupo facturó con esta estrategia nueve millones de euros más que el año precedente en venta de ejemplares y en lo que va de 2013 también ha aumentado su facturación en este capítulo, según ha indicado.
En el capítulo de Internet, Enríquez ha indicado que la estrategia tiene que ser distinta porque en ese caso sí que se trata de medios de masas, que llegan a una audiencia muy grande. Para rentabilizar esta audiencia, en un entorno en el que los "los precios de la publicidad son bajos", ha apostado por tres estrategias: segmentar las audiencias, para asegurar que el mensaje de los anunciantes llegue a un público interesado en él; apostar por la venta de productos en Internet y plantear el pago en algunos de sus portales.
Sobre esta última estrategia, se ha referido al modelo que ha implementado The New York Times, que permite ver gratis la portada de su página web así como diez artículos al mes y a partir de ahí pide a los usuarios que paguen, y ha indicado que los lectores que superan esos diez artículos gratis representan entre el 3 y el 5% de la audiencia total de los medios estadounidenses que han apostado por este sistema de pago.
Este 3 o 5% puede parecer poco, pero "en valor absoluto, un 3 o un 5% de 30 millones es mucha gente, es gente con la que trabajar", según ha indicado. Además, ha apuntado que en el caso de los periódicos regionales de Vocento el "consumo es mucho más intensivo" y "ese 3 o 5% alcanza el doble", por lo que "ahí hay masa crítica para trabajar".
"Ahí sí se puede establecer acuerdos, tratos con los lectores que hacen verdadero uso intensivo de nuestras cabeceras y lo averiguaremos", ha indicado, sin concretar si el grupo tiene fecha para establecer este modelo de pago en alguna de sus cabeceras digitales. En cualquier caso, ha señalado que "la prensa nacional es mucho más sustituible" y, por tanto, a la hora de valorar un posible paso al pago "hay que tener mucho más de cuidado".
Por otro lado, preguntado por el cierre de Qué! ha indicado que fue "doloroso", pero necesario porque "la prensa gratuita no tiene sentido".
Sobre COPE, ha indicado que se trata de un acuerdo a 15 años y que necesita de tiempo para poder dar resultados. "¿De verdad alguien creía que iba a dar resultados en el primer EGM?", ha ironizado Enríquez, quien ha asegurado que Vocento "no se plantea" que COPE rompa el acuerdo.
Sobre la decisión del Gobierno de ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo, que anuló el actual reparto de canales de la TDT, y que podría suponer la pérdida de varias de sus cadenas a Vocento, ha esperado que "haya cordura" y se termine "pronto con la incertidumbre" generada por la sentencia para volver al acuerdo que los operadores llegaron con el Ejecutivo el pasado verano.
Por último, preguntado por el acuerdo alcanzado por Unidad Editorial con Telefónica, para promocionar Orbyt entre los abonados de la operadora, ha opinado que no le parece un avance tecnológico. "Es una estrategia que personalmente no me gusta nada", ha indicado Enríquez, quien ha señalado que puede implicar una reducción de márgenes al bajar los precios.