Antena 3, obligada a renunciar a la 'pauta única' para comprar La Sexta

.

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha autorizado la fusión de Antena 3 y La Sexta, aunque ha impuesto cinco condiciones -por cinco años-, en línea con lo que el organismo regulador hizo en octubre de 2010 con la integración de Cuatro en Telecinco (hoy Mediaset España), la primera gran concentración de cadenas en España después de que el anterior Ejecutivo cambiara la ley para permitirlas.
La CNC pone especialmente el acento en la contratación de publicidad, y acaba en la práctica con el sistema de pauta única que comercializa Antena 3.
Entre otras limitaciones en este campo, obliga a Antena 3 a "romper sus acuerdos de gestión conjunta de publicidad de canales de TDT en abierto de terceros", y a publicar trimestralmente sus ofertas.
"Deberá comercializar de forma separada" los espacios publicitarios de Antena 3 y La Sexta "a través de sociedades diferentes"; y a las anteriores les podrá sumar canales del grupo siempre que no acumulen una audiencia de más del 18% en el semestre. La ley aprobada por Zapatero permitió la fusión de canales que no sumaran en el momento de la operación más del 27% de cuota. En lo que va de 2012, Antena 3 y La Sexta acumulan un share del 24,8%.
Asimismo, Antena 3 "no podrá ofertar la contratación de espacios publicitarios en simulcast" -pauta única- "salvo que el anunciante lo solicite por escrito previa y expresamente".
El dictamen de la CNC también establece que la nueva compañía "no podrá ampliar su oferta de canales de televisión en abierto mediante el arrendamiento de canales de TDT de terceros operadores".
En lo que se refiere a la compra de derechos, puede firmar "contratos de adquisición exclusiva de contenidos a tres años, sin incluir derechos de adquisición preferente o prórroga".
Y "deberá restringir su capacidad para excluir a las productoras de televisión nacionales como oferentes de programas a competidores de televisión en abierto".
El acuerdo de fusión por absorción entre Antena 3 y La Sexta fue anunciado en diciembre del año pasado. Posteriormente, en abril de este año, la operación fue ratificada por la Junta de Accionistas de Antena 3 y la previsión era que la fusión pudiera estar completada para el mes de junio.
Según el acuerdo alcanzado por las dos cadenas, los accionistas de La Sexta recibirán en un primer momento el 7% del grupo resultante y, posteriormente, en función del cumplimiento en cualquiera de los ejercicios entre 2012 y 2016 de unos objetivos relacionados con los resultados del nuevo grupo, podrán ampliar su participación hasta un máximo del 14%.
Para dar entrada a La Sexta en su accionariado, Antena 3 efectuará una ampliación de capital por 15,8 millones de acciones. Asimismo, la cadena de Planeta asume, en virtud del acuerdo, hasta un máximo de 122 millones de euros de la deuda de La Sexta, según informó en su momento el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Una vez que la fusión se culmine, el grupo resultante dispondrá del espacio suficiente como para emitir hasta ocho canales en la TDT.
Tras conocerse el dictamen de Competencia, Antena 3 ha comunicado a a Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que estudiará las condiciones impuestas y tomará "la decisión que mejor convenga a los intereses de la sociedad y de sus accionistas".