Pedro J. Ramírez confía en otra etapa donde "los periodistas dejemos de estar de rodillas"

Pedro J. Ramírezmediaset.es

.

El periodista Pedro J. Ramírez ha calificado de "muy desagradable" su destitución como director del periódico El Mundo y ha reconocido que le hubiera gustado estar el resto de su vida profesional al frente de este medio de comunicación.
Pedro J. Ramírez, quien ha clausurado este viernes en Burgos el IV Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales iRedes, ha destacado además que, como fundador de El Mundo, mantiene en la actualidad una "fuerte vinculación" al medio.
"Como fundador de El Mundo me sigo sintiendo muy vinculado al periódico, no en abstracto, sino a través del equipo", ha aseverado Ramírez, antes de añadir que "no voy a hacer nada que pueda complicarles aún más la vida en un momento tan complicado como éste, mientras el periódico siga fiel a su identidad".
Respecto a las sustituciones que se han producido en las direcciones de algunos de los principales periódicos españoles en los últimos meses (han caído, además de él, Javier Moreno, de El País, y José Antich, de La Vanguardia), ha señalado que las circunstancias de cada caso han sido "distintas", aunque ha insistido en que todas han coincidido en el marco de la "difícil" situación económica por la que atraviesan los medios de comunicación.
"No es que los poderosos, me refiero a la política y al poder económico, sean más fuertes de lo que han estado en otros momentos y pretendan abusar de su poder más de lo que han hecho en otros momentos, es que los medios estamos más débiles", ha puntualizado.
En este sentido, ha confiado en el futuro se pueda generar una nueva "edad de oro" de los medios de comunicación, en la que "los periodistas dejemos de estar de rodillas y podamos volver mirar por encima del hombro a casi todo el mundo, como debe ser".
En la clausura del IV Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales iRedes, Pedro J. Ramírez, quien ha anunciado la publicación de su segundo libro de historia el próximo mes de abril, ha destacado el papel de las redes sociales como "elemento imprescindible" de la comunicación personal y su "complementariedad" entre el trabajo profesional y la sociabilidad.