Movistar controla el 71,3% de la televisión de pago tras la compra de Canal +

Televisión y mandomediaset.es

.

La facturación del sector audiovisual creció un 13,8% en el segundo trimestre de 2015, respecto al mismo periodo de 2014, hasta los 1.107 millones de euros, sin contar subvenciones, según los datos facilitados por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC). Concretamente, la televisión en abierto obtuvo 492 millones de euros, la televisión de pago 515 millones y los servicios de radio 100,1 millones.
Los ingresos publicitarios, que incluyen publicidad convencional, patrocinios, televenta, telepromoción y emplazamiento de producto, sumaron un total de 577,2 millones de euros (477,1 de televisión y 100 de radio). En total, los ingresos publicitarios de la televisión experimentaron un aumento interanual del 6,3% y los de la radio del 10,1%.
La facturación por cuotas de televisión de pago sumó 406,7 millones de euros, 81,5 millones más que un año antes.
Por otro lado, después de cinco trimestres de crecimiento, la contratación del servicio de televisión de pago a través de ofertas empaquetadas se ha ralentizado; según la CNMC, a causa de la caída del número de abonados a televisión por satélite. Así, en el segundo trimestre de 2015, se ha experimentado un leve descenso aunque se han vuelto a superar los cinco millones de suscripciones (5.352.991, que son 44.463 menos que tres meses antes pero 1.043.635 más que el año anterior) por segundo trimestre consecutivo.
La modalidad de empaquetamiento que más creció fue el paquete quíntuple, que contabilizó cerca de 176.000 altas netas nuevas en el segundo trimestre y alcanzó un total de 2,7 millones de abonados. Del total de abonados, más de dos tercios (69,2%) tenían el servicio contratado bajo alguna modalidad empaquetada con otros servicios de telecomunicaciones.
En el primer trimestre en que la CNMC asigna a Telefónica los clientes provenientes de su compra de Canal +, Movistar cuenta con 3.817.243 abonados, un millón más que la suma de la plataforma de satélite y la de ADSL del segundo trimestre de 2014, y un 71,3% del total de accesis a la televisión de pago.
Lidera en la televisión de pago a una distancia de momento inalcanzable de la segunda, Vodafone (815.784, que un año antes, en Ono, contaba con 777.667 clientes).
Los ingresos de Movistar también han experimentado un notable crecimiento tras absorber la cartera de la antigua televisión premium de Prisa. De los 342,21 millones de euros conseguidos por DTS (286,31) y Movistar (5,9) un año antes, se pasan a los 443,23 millones ingresados entre abril y junio de 2015.
En el caso del segundo operador por relevancia, Vodafone incrementa su factuación interanual en diez millones de euros (40,16).