Javier Monzón llega a la Presidencia de Prisa un año después de la espantada

Manuel Mirat (consejero delegado del Grupo Prisa), Javier Monzón (actual vicepresidente) y Manuel Polanco (presidente).Manuel Mirat (consejero delegado del Grupo Prisa), Javier Monzón (actual vicepresidente) y Manuel Polanco (presidente).

Manuel Polanco queda al frente de los consejos de administración de Santillana, Diario El País y Prisa Radio a partir del 1 de enero de 2019.

Un año después de la vuelta atrás en el último minuto, el Consejo de Administración de Prisa ha aprobado que el vicepresidente del grupo, Javier Monzón, sea el sustituto del presidente, Manuel Polanco, a partir del 1 de enero de 2019.
A su vez, el Consejo de Administración ha aprobado que las filiales del grupo Santillana, Diario El País y Prisa Radio designen a Polanco como nuevo presidente de sus respectivos Consejos de Administración. Aprobados por unanimidad, sendos nombramientos tendrán vigencia a partir del 1 de enero.
"Ha sido un honor colaborar con Manuel Polanco como vicepresidente y confío en seguir contando con la confianza de nuestros accionistas y consejeros", ha asegurado el expresidente de Indra tras la decisión.
Por su parte, Polanco ha reconocido que ha sido "una gran satisfacción presidir el consejo" durante una "etapa de consolidación y proyección al futuro de Prisa". "Me alegro de seguir vinculado al grupo de una manera tan cercana", ha añadido.
Tanto Polanco como Monzón han expresado su satisfacción por la trayectoria seguida y por el trabajo realizado a lo largo de este año en Prisa y en sus negocios, así como por los planes de futuro que ha diseñado y está poniendo en marcha el equipo directivo bajo el liderazgo del primer ejecutivo de Prisa y consejero delegado, Manuel Mirat.
En octubre de 2017, y tres días después de hacerlo, el expresidente de Indra retiró su candidatura para formar parte del consejo de administración del Grupo Prisa como paso previo a su posterior nombramiento como presidente, al considerar que no se le garantizaban todos los poderes ejecutivos en la compañía en una primera fase y que no disponía del respaldo unánime de los principales accionistas, según informaron fuentes conocedoras de la decisión.
A Monzón le habían ofrecido ocupar el cargo de vicepresidente de forma transitoria hasta diciembre del año pasado, cuando asumiría todos los poderes ejecutivos de manos de Juan Luis Cebrián. También se le habría propuesto ocupar la vicepresidencia de la comisión ejecutiva, mientras que la presidencia la seguiría ostentando Cebrián hasta diciembre.
Amber, el principal accionista del grupo editor de El País y la SER, no habría otorgado su apoyo expreso a la candidatura de Monzón, que sí contaba con el aval de otros socios como el Banco de Santander, Telefónica o La Caixa.
Para salir del paso y ejecutar cuanto antes el relevo de Cebrián, se tomó la decisión de nombrar a Polanco, que permanecerá en el cargo justo un año.