Telecinco, conectada con la audiencia

Sin tetas no hay paraisomediaset.es

.

Cinco años de liderazgo; 27 meses consecutivos; unas cifras que ponen de manifiesto la supremacía de Telecinco en la decisiva etapa de su historia que va de 2005 a 2009, y que son posibles gracias a su talento para conectar con los espectadores, medir sus gustos y ajustarse ágilmente a sus preferencias.
La fuerte apuesta de la cadena por la ficción nacional se pone de manifiesto una vez más a través de series de gran calado:
Sin tetas no hay paraíso propicia una iniciativa pionera llevada a cabo por Telecinco: la celebración de una première en un cine antes de estrenarse en televisión. La serie genera un fenómeno fan sin precedentes, situando el capítulo final de su segunda temporada entre las 20 emisiones más vistas de la historia de la cadena: más de 5,3 millones de personas (30,1% de share) lloraron la muerte de El Duque.
La serie diaria Yo soy Bea es líder de su franja durante dos años y congrega a más de 8,2 millones de espectadores en un capítulo que se convierte en el más visto en Telecinco desde el final de Médico de familia nueve años atrás; Bea, el personaje protagonista, se adelanta a su tiempo naciendo y desarrollándose en Internet antes que en televisión mediante un blog incluido en la página web de la serie.
Con las comedias Aída -el primer spin off realizado en España- La que se avecina, Camera café y Escenas de matrimonio, Telecinco se sitúa como referente del género de humor y vuelve a marcar la pauta con las dos últimas al poner de manifiesto la relevancia de una franja hasta entonces residual: el access prime time.
Con Acusados, la cadena retoma el género thriller y vuelve a mostrar los rostros de los ya consagrados Blanca Portillo y Jose Coronado.
En cuanto a espacios de producción propia, Telecinco se convierte en el máximo exponente de la telerrealidad con sucesivas ediciones de Gran hermano y formatos como Operación triunfo y Supervivientes: perdidos en Honduras; perpetúa su liderazgo matinal con El programa de Ana Rosa y Karlos Arguiñano en tu cocina; vuelve a encandilar a la audiencia con la originalidad de Sálvame diario y Sálvame deluxe y revitaliza el formato Pasapalabra, convirtiéndolo en el concurso de day time más visto de la televisión.
La cadena consolida su compromiso con la información veraz e independiente en 2006 con la incorporación de Pedro Piqueras a la dirección de Informativos Telecinco. Los cambios que introduce el periodista a su llegada reciben la paulatina respuesta del público, que sitúa en 2008 la edición de las 21.00 al frente de la oferta informativa de prime time.
Ana Rosa
Con el encendido digital en ciernes y un vertiginoso avance de las nuevas tecnologías como telón de fondo de un panorama audiovisual en plena revolución, Telecinco renueva sus contenidos en Internet y convierte a Telecinco.es en el portal de televisión líder del país con una completa oferta de contenidos exclusivos.
En 2005 inaugura el nuevo Centro de Control Central y Emisión, que permite a la cadena emitir contenidos a través de multiplataforma, TDT, canales temáticos, telefonía móvil e Internet. Ese año arranca la emisión de su doble oferta en TDT: Telecinco Estrellas y Telecinco Sport. En 2008 la compañía decide potenciar los contenidos de sus canales de TDT y tras la extinción de Telecinco Sport crea La Siete y adquiere en exclusiva el sello Factoría de Ficción, dando el salto a su estreno en abierto como canal temático de series y películas tras su emisión en plataformas de pago en lugar de la señal de Telecinco Estrellas. En poco tiempo Telecinco sitúa a ambos canales a la altura de las marcas de otros operadores volcados durante años en asentarse en el ámbito de la TDT.
Sálvame
Casi una década después del inicio de su actividad y tras el éxito internacional de la película El laberinto del fauno (ganadora de tres Oscars), en 2007 Estudios Picasso se convierte en Telecinco Cinema, nueva productora cinematográfica de Mediaset España, motor destacado del cine español con la producción en este último lustro de El orfanato -ganadora de siete Premios Goya-, El laberinto del fauno -galardonada con tres Oscars de Hollywood-, Ágora -la película española más vista de 2009-; Celda 211 -mejor película del año con 8 premios Goya en su vitrina- y otros exitosos títulos como Alatriste, Los crímenes de Oxford, Che: el argentino y Che: guerrilla o Spanish movie.