Mediaset España cumple 10 años en Bolsa como empresa audiovisual líder

10 años en bolsa de Mediasetmediaset.es

.

En tiempo récord y con la mejor OPV del sector Media de la historia de nuestro país. Apenas tres meses después de su aprobación por el Consejo de Administración Telecinco iniciaba su cotización el 24 de junio de 2004, protagonizando uno de los debuts más brillantes en el parqué que sólo seis meses después le llevó a formar parte del selectivo IBEX 35.
Aquel toque de campana de Alejandro Echevarría, Giuseppe Tringali y Paolo Vasile ponía el broche de oro a una magnífica trayectoria que el mismo equipo directivo de aquel entonces ha logrado mantener a lo largo de toda una década.
10 años en los que el esfuerzo ha dado como resultado el nacimiento y la consolidación de una compañía hoy llamada Mediaset España a la que ni la crisis, la dura competencia ni la eterna indefinición del modelo audiovisual le han impedido liderar en nuestro país las principales magnitudes de cualquier cotizada en general (capitalización, rentabilidad y retribución) y de las empresas audiovisuales en particular (cuota de audiencia y cuota de mercado), todo ello con un balance libre de deuda, una posición financiera positiva y un modelo de negocio sólido, sostenible y de futuro sin parangón en el sector.
Alejandro Echevarría, presidente de Mediaset España valora esta década en Bolsa explicando que "la importancia de estos 10 años reside no tanto en el éxito del lanzamiento de la OPV sino en el esfuerzo constante de atención, relación y compromiso con nuestros inversores. A todos ellos les hemos mantenido desde entonces tanto en los momentos de bonanza como en aquellos en los que el mercado publicitario atravesó una crisis sin precedentes que impactó frontalmente en nuestro modelo de negocio, y que se tradujo en informar al mercado de manera transparente y responsable de la situación y evolución de un sector que, por su carácter cíclico y su estrecha correlación con el consumo privado, actúa cómo termómetro de la coyuntura económica del país".
Por su parte, Paolo Vasile, consejero delegado, afirma que "cotizar en Bolsa y mantener la confianza de todos los inversores que habían creído en nosotros no sólo hizo que aumentase la intensidad y la cantidad de responsabilidades que ya teníamos adquiridas, sino que, además, hizo que el liderazgo dejase de ser un placer para convertirse en un deber".
Giuseppe Tringali, consejero delegado de Publicidad, asegura además, que "decidimos entrar en Bolsa con gran ilusión profesional, comprometidos a conseguir los mejores resultados para todos nuestros accionistas. Desde entonces hemos obtenido y mantenido un constante liderazgo de audiencia y facturación publicitaria en televisión, pero sobre todo hemos aplicado una sana gestión logrando siempre beneficios y superando esta larga crisis si endeudar a la compañía. Diez años después seguimos con la misma ilusión y compromiso, conscientes de que el liderazgo, como la buena gestión, es el resultado de mucho trabajo, de la capacidad de innovar, de regenerar constantemente la motivación y mantener una visión lucida de futuro"
Telecinco debutó en el parqué con un precio de 10,15 euros por acción y con una demanda que superaba ampliamente la oferta debido a la gran acogida que la compañía recibió por parte de inversores institucionales, de accionistas particulares y de accionistas internacionales, de gran peso en el free-float de la compañía, una de sus más distintivas características en su andadura bursátil.
Desde entonces, la compañía ha incrementado en más de 1.000 millones su capitalización, pasando de un valor de 2.503,4 millones de euros el día del debut bursátil de Telecinco a los 3.381 millones de euros del valor actual de Mediaset España en lo que va de año (hasta el 23 de junio), lo que supone una revalorización del 35% a lo largo de esta década. Una cotización que supera al conjunto de los otros tres valores de compañías de comunicación que operan en el mercado continuo y que establece una diferencia de cerca de 1.000 millones de euros sobre el grupo de televisión con la comparativa más homogénea (2.447,6 millones de euros).
Además, considerando los dividendos abonados en esta década y las dos ampliaciones de capital del año 2010, la revalorización ajustada de Mediaset España sería del 53,8% respecto al día de la salida a Bolsa.
El primer día de cotización las acciones de Telecinco se revalorizaron un 18,23% (1,85 euros por acción) y se intercambiaron 41.984.976 acciones, alcanzando una capitalización bursátil esa jornada de 2.959,70 millones de euros. La cotización experimentó en 2005 una revalorización del 40,4%, acumulando un crecimiento del 110% desde su debut hasta los 5.258,4 millones de euros, una cifra que un año después volvió a aumentar hasta los 5.556,8 millones de euros, alcanzando su máximo histórico hasta la fecha. En dicho ejercicio (2006), el valor de la acción alcanzó los más destacados niveles en valor anual medio (20,37 euros) y valor máximo (22,9 euros el 11 de enero).
En estos 10 años Mediaset España ha generado un beneficio neto de 1.679,7 millones de euros (su inmediato competidor 1.264,4 millones de euros), entregando un beneficio neto por acción de 6,48 euros, unas cifras con las que la compañía se sitúa asimismo como la más rentable entre las empresas de medios cotizadas en España.
Por lo que respecta a la política de retribución al accionista, Mediaset España se erige además como la compañía líder del sector media tras el reparto acumulado de un dividendo total de 1.548,9 millones de euros, con un dividendo bruto por acción de 6,01 euros, frente a los 4,66 euros de su inmediato competidor.
En 2004 Telecinco no sólo marcó un hito con su salida a Bolsa. Ese año protagonizó un ejercicio extraordinario con la consecución, por primera en la historia de las televisiones privadas en España, del liderazgo de audiencia y de facturación, los más importantes factores en el negocio televisivo que hasta en los escenarios de mayor adversidad financiera la compañía ha repetido año tras año desde entonces, sin perder de vista su compromiso con la rentabilidad y con quienes día a día hacen posible estos resultados: sus empleados.
El equipo humano que hace una década acompañó a Telecinco en su debut bursátil es hoy el mismo que construye con esfuerzo la televisión del futuro, un hecho que manifiesta la valiosa estabilidad del marco laboral de la compañía en estos difíciles 10 años.
En ellos, Mediaset España ha hecho gala de una rentabilidad siempre ligada al objetivo inherente a la televisión, el de hacer compañía a todo el público. En 2004 con un canal, Telecinco, cuya audiencia en 2004 fue del 22,1% de share. En 2014 con seis, Telecinco, Cuatro, Factoría de Ficción, Boing, Divinity y Energy, que a día de hoy acumulan un 30% de cuota de pantalla.
Pero no sólo eso, sino también con los nuevos soportes multiplataforma que en esta década han nacido y en los que Mediaset España también se ha posicionado como referente: Internet, mobile y las redes sociales. Y todo ello sin olvidar la valiosa aportación de la compañía al cine español como uno de los principales productores de la industria.
La más completa oferta audiovisual que ha permitido a Publiespaña ofrecer la política comercial más eficaz del mercado a sus clientes, que año tras año desde entonces han elegido a Mediaset España como primera opción para destinar su inversión, pasando de una cuota de mercado del 29,1% en 2004 al 43,7% conseguido en 2013 (datos Infoadex).
Un dato de especial relevancia teniendo en cuenta que la inversión publicitaria en televisión ha mermado cerca de un 40% en esta década, con una inversión en televisión de sólo 1.703,4 millones de euros en 2013 frente a los 2.677,2 millones de euros registrados en 2004, según Infoadex.
Desde su salida a Bolsa, Mediaset España ha abogado por la transparencia como parte de su modelo de negocio. En consecuencia, se han adoptado todas las normas y recomendaciones de Gobierno Corporativo que garantizan al accionista seguridad sobre el correcto comportamiento de la empresa.
Telecinco ha desarrollado desde su salida a Bolsa una intensa actividad para acercar la compañía a instituciones y potenciar el interés de éstos por la cadena. En esta década, los brokers que siguen a la compañía han publicado 1460 informes de análisis y han realizado un seguimiento continuo de la evolución operativa y financiera de la compañía. Asimismo, los directivos de Mediaset España han participado en casi 170 conferencias, han asistido a 46 roadshows en Europa y EE.UU. y, en total, han mantenido cerca de 3.500 reuniones con inversores.