Ono rechaza los 7.000 millones que le ofrece Vodafone

José María Castellanomediaset.es

.

El consejo de administración del operador de cable español Ono ha decidido este martes seguir con la salida a bolsa prevista, en principio, para la próxima primavera.
La salida a bolsa, que sigue siendo "prioritaria" para la compañía, se aprobará oficialmente en la próxima junta general de accionistas, que tendrá lugar el próximo 13 de marzo.
El máximo órgano ejecutivo del grupo encabezado por el presidente de Ono, José María Castellano, y la consejera delegado, Rosalía Portela, no ha discutido en el encuentro ninguna oferta de compra, según dichas fuentes.
En el encuentro se ha aprobado además los resultados de la compañía del ejercicio 2013.
The Sundays Times publicaba este domingo que Vodafone ha presentado una oferta de compra por unos 7.000 millones de euros a los accionistas de Ono. Otro de los candidatos que, según Financial Times, está interesado por la operadora española es la de la firma americana en manos de John Malone Liberty Global.
El capital social de Ono está formado por CCMP Capital, con un 15,2%, Providence (15,2%), Thomas H. Lee Partners (15%), Quadrangle Capital Partners (9%), General Electric (9%), Caisse de Dépôt et Placement du Québec (6,8%), el holding Multitel creado por Eugenio Galdón (6%), VAL Telecomunicaciones, (5,4%), OTPP Power Luxembourg (4,8%) y el grupo Santander, (4,4%).
El operador de cable ha manifestado en numerosas ocasiones su intención de salir a bolsa, pero siempre ha condicionado dicha operación a una mejora en la situación macroeconómica y en los mercados. En concreto, el pasado mes de septiembre Rosalía Portela afirmó que la "prioridad" de la compañía sigue siendo salir a bolsa e indicó que espera cumplir con este plan en un futuro "no muy lejano", cuando los mercados, que no están "en la mejor situación", lo permitan.
Ono cerró los primeros nueve meses del año con unas pérdidas netas de 14,65 millones de euros, frente a un beneficio neto de 38,97 millones del mismo periodo del año anterior, debido al impacto negativo que la operadora arrastra del primer trimestre, y con unos ingresos de 1.183 millones de euros, un 1,7% más. La compañía mantiene además una deuda financiera de unos 3.300 millones de euros.
Además, de acuerdo con los datos adelantados por el operador, Ono finalizó 2013 con 1,5 millones de clientes de Internet, 1,8 millones de clientes de servicios de telefonía fija, 790.000 usuarios de servicios de televisión y con más de un millón de clientes de móvil.
Ono cuenta actualmente con capacidad para prestar los servicios de banda ancha de alta velocidad a más de siete millones de hogares y cuenta con una red exclusiva para sus clientes de más de 45.000 kilómetros repartidos por toda España.