Carlos Weinberg, finalista de 'La voz kids': "Quiero mostrar mi parte más cañera"

Carlos Weinbergmediaset.es

.

Desde que llegó a la final de la primera edición de La voz kids (Telecinco), con Malú como coach, el madrileño de padre alemán Carlos Weinberg, de 17 años, no ha parado de trabajar. Hace un par de meses presentó sus dos primeros singles, Saber y Extraña maldición, en los que ha contado con la ayuda del cantante David DeMaría. Ahora prepara sus próximas canciones, en las que pretende mostrar su lado más cañero.
¿Cuando comenzó su interés por la música?
Con cinco años, mis padres me compraron mi primera guitarra y me apuntaron a clases. Después empecé a tocar el piano y al final acabé cantando.
¿Siempre ha sido su sueño?
Siempre he querido ser cantante. A mi hermana también le gustaba y de pequeños siempre estábamos cantando en el coche y en todas partes.
¿Qué le dijeron en casa cuando decidió ir a La voz kids?
Que muy bien, pero que no me desilusionara si no me cogían; aunque al final tuve mucha suerte.
¿Era la primera vez que se presentaba a un concurso de música?
Era lo primero en todo.
¿No se había subido antes a un escenario?
Sí, pero no como el de La voz. Había hecho algo en el colegio, pero ya está. Era lo primero oficial que hacía.
¿Por qué eligió a Malú como coach?
Porque me identifico más con ella musicalmente. Podría haberme ido con cualquiera de los tres, pero a Malú la había escuchado más que a David Bisbal o a Rosario.
Acaba de publicar sus primeros dos singles. ¿Cómo se siente?
Muy bien, estoy muy contento, todo es una alegría para mi porque no me esperaba que esto fuese a ir así de rápido. Estoy muy contento y con muchas ganas de seguir.
Además, ha ido de la mano de un gran artista como David DeMaría...
Ha sido un placer que David me haya ayudado y haber podido trabajar con él. Hemos trabajado muchísimo, me daba consejos sobre lo que le parecía bien y lo que no.
¿Qué le ha aconsejado?
De todo. Dónde metería más guitarra, sobre el sonido... un poco de todo.
Compone sus propias canciones. ¿Necesita concentrarse de una forma en especial?
Es algo muy rutinario. Compongo en mi habitación porque es donde tengo el piano, pero no tengo una metodología especial.
Está levantando pasiones entre sus fans. ¿Cómo lo lleva?
Bien, estoy muy contento. Es algo que me pilló de sorpresa, no me esperaba que me fuera a pasar algo así en la vida.
¿Qué le dicen por la calle?
He oído de todo, pero sobre todo estoy recibiendo mucho cariño y apoyo. A mi me encanta, es un signo de que todo va bien.
¿Es un chico romántico?
Me considero un chico romántico, sobre todo para la música.
¿De qué otra forma se definiría?
Soy un chico simpático, abierto y transparente.
¿Han llamado más chicas a su puerta desde que es famoso?
No muchas más, yo sigo moviéndome entre la misma gente, tengo el mismo grupo de amigos y no es algo en lo que destaque. Solo cuando se me acerca alguien a pedirme una foto.
¿Es tímido con las chicas?
Soy muy tímido con las chicas y con todo el mundo.
¿Y ahora qué? Gira, conciertos, disco...
Trabajar en Saber y Extraña maldición. A partir de ahora empezará lo duro, con el trabajo en serio. Grabaré más temas que estoy componiendo y a ver qué tal se me da en 2015.
¿Saldrá su primer disco al mercado?
No lo sé todavía, pero más música seguro.
¿Qué vamos a ver?
Espero que se vea mi parte más cañera, menos balada. Estoy trabajando en buscar distintos sonidos, sin tirar tanto al romanticismo.
¿Tiene alguna actuación ya cerrada?
Tengo muchas cosas, pero todavía no puedo contar nada. Solo que estoy muy contento.
¿Sigue estudiando?
Sí, estoy en primero de bachillerato, en Artes. Me gusta mucho el diseño, el marketing o la publicidad; es lo que me gustaría estudiar.
¿Cómo lo compagina?
Por ahora lo llevo bien, es cierto que falto mucho a clase, pero hago lo que puedo dentro de mis posibilidades.
¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Toco el piano aunque no esté en clase, me gusta mucho ver películas, escuchar música y esquiar.
Se mueve muy bien en el escenario. ¿Le gustaría hacer algo de interpretación?
No diría que no porque me encanta actuar.
¿Tiene ya alguna manía de artista?
No puedo subirme a un escenario sin antes ir al baño. Me aseguro bien de que llevo los cordones bien atados, porque en La voz había escaleras y me obsesionaba bastante no tropezarme.
¿Se presentaría otra vez a un concurso?
No me presentaría otra vez porque se pasa muy mal, muchos nervios.
¿Qué recuerdo le queda de La voz kids?
Recuerdo momentos muy bonitos y de muchos nervios. Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.
¿Mantiene el contacto con los coaches de La voz?
Con algunos me suelo ver, pero no tengo su teléfono.
¿Qué consejos le han dado?
Que vaya a por ello si es lo que me gusta y que trabaje mucho.
¿Quién es su mayor apoyo?
Mi madre, mi hermana, mi familia en general y mis amigos.
¿Qué deseo pediría para este 2015?
Que a la gente le guste lo que voy a presentar este año, que las historias les lleguen y les guste.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.