Michael J. Fox: "No soy cruel con el Parkinson, soy realista"

Michael J. Foxmediaset.es

.

Un ejemplo de superación. Estrella de títulos de los años 80 del siglo pasado como Regreso al futuro o Enredos de familia, el diagnóstico de Parkinson pudo hacer pensar a alguien que la carrera de Michael J. Fox había acabado. Nada más lejos de la realidad. Superado el medio siglo, el actor vuelve a la televisión con El show de Michael J. Fox, que Canal + Series estrena el 1 de enero a las 21.30.
Esta comedia a medida y con tintes autobiográficos -creada y desarrollada por Will Gluck (The Loop), Sam Laybourne (Cougartown), Alex Reid (Malcolm in the middle) y el propio Michael J. Fox- sigue el día a día neoyorquino de Mike Henry (Fox) junto a su mujer, interpretada por Betsy Brandt (Breaking bad) y sus tres hijos. Un marido afectuoso y optimista que decidió hacer un alto en su profesión como presentador de informativos para dedicarse a su familia y afrontar los desafíos que le presenta la enfermedad de Parkinson que sufre. Tras varios años retirado de la televisión, Mike se plantea si es la hora de volver a dar un impulso a su carrera.
¿Cómo se siente al aparecer de nuevo en una comedia?
Fenomenal. Se me había olvidado la gran cantidad de trabajo que supone, es una gran sensación. Como en anteriores series soy muy afortunado porque cuento con un gran elenco de actores y un equipo fenomenal. El día a día es muy ameno, sin locuras. El ritmo de trabajo es frenético y parece mentira que logremos que salga adelante. Es una buena sensación, es fenomenal. 
¿Escogió el reparto?
Sí, estuve en el casting. Un aspecto muy importante para mí, partiendo de la base de que fueran actores de talento y aptos para el papel, que lo son, era que pudiera convivir con ellos durante seis o siete meses al año, potencialmente durante siete, ocho, nueve, diez años. Y tuvimos suerte. Los niños son increíbles, con mucho talento y divertidos.  Jack Gore es increíble, y Juliette Goglia es fantástica,  ¡me recuerda tanto a mi hija! En el papel de Ian tenemos a Conor Romero, que es genial. Y Betsy Brandt, ¡tan graciosa! Siempre llamo al show, El show Betsy Brandt.
¿Se alegró de que se pudiera pasar por alto el hacer un episodio piloto?
Es un arma de doble filo. Uno no sabe exactamente cómo va a salir todo el conjunto, pero los productores tenían fe en nosotros. Fuimos a todas las grandes cadenas de televisión y les propusimos una especie de show basado en mis experiencias e hicimos de Mike un presentador en vez de un actor. Mezclamos esa idea con historias basadas en mis experiencias y las televisiones se entusiasmaron.
Usted es canadiense, pero todo un icono en Estados Unidos
Soy ciudadano estadounidense desde hace 15 años o incluso más. Pero me siento canadiense, eso nunca se pierde. Es un sentimiento que hace que cuando los canadienses se encuentran en cualquier lugar del mundo se junten; no somos muchos. Además, tuve el honor de recibir la Orden de Canadá hace unos años. Soy canadiense, haber crecido en ese ambiente afecta a mi sentido del humor y mi forma de ver la vida.
¿Se planteó hacer un documental o un reality para crear conciencia sobre el Parkinson? ¿Por qué una comedia?
No creo que un reality show pueda hacer eso. ¡Soy muy poco Kardashian! A mi hija pequeña le encantaría. La idea surgió a raíz de haber estado apareciendo como actor  invitado en series como The good wife. Lo pasé muy bien y me di cuenta de que podía encontrar una nueva salida. Me reuní con algunos productores y me entendieron. Al terminar la reunión ya tuvimos el show. Todo sucedió muy rápido.
¿Existen paralelismos entre su personaje o los de sus hijos en el show y su personaje Alex P. Keaton, en Enredos de familia?
No creo que Mike se parezca a Alex Keaton tanto como Ian. Creo que Ian tiene mucho del don empresarial de Alex Keaton. Mike representa su lado tranquilo. Se toma la vida con calma.
¿Siente la necesidad de trazar una línea cuando se trata de bromas o chistes sobre Parkinson?
No tengo que trazar ninguna línea, porque nadie insiste. Lo que tratamos de hacer en el show, sobre todo en los primeros episodios, fue sentar las bases para que todo el mundo fuera consciente de lo que estábamos abordando. No tanto el Parkinson, sino más bien mi punto de vista de tener el Parkinson, y mi punto de vista queda afectado por el humor y la actitud de sacar lo mejor de cualquier situación. Se trata de mi propia vida familiar.
Se trata de mostrar a las personas que tienen discapacidades o dificultades que éstas forman parte de su vida , que no tienen que tratar de ocultarlas o negarlas. Hay que expresarse, si alguien cree que soy crítico o cruel, no lo soy. Soy realista y muestro un camino que permite a un individuo encontrar su sitio en el mundo que le rodea. Mi familia me ha apoyado mucho. Están felices de verme ocupado en algo que me apasiona.
¿Cuáles son las diferencias entre las familias que aparecen en pantalla y fuera de la pantalla?
Betsy tiene una increíble forma de canalizar a Tracy (su esposa), se ve en ciertos momentos en la forma de sostener un vaso de vino o en un simple gesto de los ojos. En cuanto al resto de la familia, hay varios paralelismos con la mía: tengo un hijo de 24 años y en el programa tiene 19. Mi hijo también tiene una carrera universitaria y es muy emprendedor; pero en cuanto a la personalidad son muy diferentes, mi hijo es muy irónico. También tengo dos hijas gemelas de 18 años representadas por Lee. No creo que represente a mis hijas en particular, más bien a la angustia adolescente en general. Por útlimo, mi hija menor de 11 años es representada por Jack.
¿Veremos más de su esposa en la serie?
Me gustaría tenerla de nuevo en el show, hemos creado un grupo de personajes que viven en el edificio. Fue genial trabajar con ella, aunque me daba un poco de miedo verla hablar con Betsy. Yo pensaba: ¿Qué estarán tramando ahora?. Fue fenomenal, especialmente al principio, porque me hizo la vida más fácil. No habíamos trabajado juntos desde hace años.
¿Cómo ha sido la reacción de la gente por las calles de Nueva York?
La gente siempre ha sido muy cálida y cariñosa conmigo. Dicen desde “Marty McFly”, hasta “mi madre tiene parkinson". U "oye, Alex", o "Hey, Mike." O comentarios más pesados, como "tengo una cura para ti ".  Puede ser cualquier cosa, siempre es sorprendente.
¿Cuál es su recuerdo favorito de Regreso al futuro?
¡Tengo tantos! La rapidez con que ocurrió todo, fue un torbellino. Me llamaron a la oficina del productor de Enredos de familia, Gary David Goldberg. Me puso un sobre delante, llamado Regreso al futuro, y me dijo que su amigo Steven Spielberg se lo había entregado. Lo cogí, lo puse de nuevo en su escritorio y le dije que era el mejor guión que jamás había leído!
¿Qué estrellas invitadas vamos a ver en el show de Michael J. Fox?
Hemos estado trabajando con Sting para el programa de Navidad. Es divertido reunirnos todas las semanas y pensar quién debe interpretar a este tipo.
¿Qué le ha dado tu vida como actor?
Al final del día, es lo único que sé hacer. Es genial poder reflexionar, haber sido capaz de reflexionar y meditar sobre mis experiencias con este personaje.
¿Cuáles han sido sus episodios favoritos?
El show de Navidad con Sting me encantó. Un episodio que me gustó mucho fue en el que Mike secuestra a Ian para llevarlo de vuelta a la universidad y en el camino se chocan con un ciervo. La manera de tratar el accidente muestra las diferencias generacionales, la diferente manera de ver las cosas. Después del accidente se pierden en el bosque y reflexionan sobre el viaje de Mike y cómo ha afectado al resto de la familia. Fue un gran episodio.