Suspenso para 'Amanecer'

Edurne en Eurovisiónmediaset.es

.

Pocos discuten la idoneidad de Edurne, como pocos son a los que convence Amanecer. Tras hacerse pública la canción con la que RTVE competirá en Eurovisión 2015, el próximo 23 de mayo en Viena -y que hoy ya está a la venta en las principales plataformas digitales-, los críticos han mostrado su decepción en las principales cabeceras. "La cara B (y vacua) de Frozen", titula El País. "Amanecer es un atardecer musical", señala el reconocido Julián Ruiz en El Mundo. "El tema peca de linealidad. Todos esperamos que rompa en algún momento, y ese clímax no llega. Además, la sombra de Loreen y de sus compositores es muy alargada", destaca por su parte la web especializada www.eurovision-spain.com.
Esta página de referencia alude a Thomas G:son y Peter Böstrom, autores de la canción con la que Suecia ganó el festival en 2012 y que, junto al español Tony Sánchez-Ohlsson (productor -junto con G:son- del Quédate conmigo de Pastora Soler en el mismo año), firman el tema de Edurne.
Julián Ruiz opina que Amanecer es "una más" del más de medio centenar de canciones firmadas por G:son en la historia del certamen musical, "el 60% de ellas son muy parecidas. Es posible que esta vez le hayan presionado más táctica y técnicamente, porque ha cobrado fortunas de nuestra televisión pública con bodrios o remedos de canciones románticas, para gritar mucho en el estribillo", denuncia.
También cataloga Amanecer dentro de la categoría de canciones "trasnochadas", y dispara a la representante de TVE: "Edurne canta todavía un poco más mal que Pastora Soler".
Además de trasnochada, Fernando Navarro, desde El País, considera la composición "tan ampulosa como vacua", y la imagina como "parte de los descartes de la banda sonora de Frozen". Al tiempo que establece paralelismos con el Euphoria de Loreen, como en el clímax vocal de Amanecer.
El siguiente hito (¿y decepción?) está fijado para el 9 de marzo, cuando RTVE estrenará el videoclip de Amanecer, en el que Edurne se viste de "guerrera helénica", según sus propias palabras.