Frank Cuesta acusa a la policía de Tailandia de engañar a su mujer

Wild Frankmediaset.es

.

La vida de Frank Cuesta, el exjugador de tenis reconvertido en aventurero que saltó a la fama por su programa Frank de la jungla y que ahora conduce Wild Frank en Discovery Max, ha dado un giro de 180 grados desde que su mujer, la exmodelo tailandesa Yuyee Alissa Intusmith, ingresara en prisión el pasado 12 de junio para cumplir una condena de 15 años por tráfico de drogas. En su lucha por limpiar el nombre de su esposa y madre de sus cuatro hijos, Cuesta asegura que fueron engañados por la policía tailandesa.
Mediante un comunicado en su cuenta oficial de Facebook, Frank Cuesta ha insistido en aque los agentes no encontraron 0,2 gramos de cocaína en el equipaje de Yuyee en 2012, sino 0,005 gramos, cantidad que desapareció en el análisis. Además, ha recalcado que en ese momento fue acusada de posesión de drogas, y no de tráfico, como ha dictado la sentencia final.
Además, apunta a la policía tailandesa del aeropuerto: "Se nos dijo a los DOS (yo llegué pasada una hora), que si se declaraba culpable, como era una cantidad ínfima, pagaba 200 euros y nos iríamos para casa". Además, el amante de los animales ha añadido que "hubo otra conversación" que no puede hacer pública "hasta que haya un nuevo juicio".
Tras el incidente en el aeropuerto, Yuyee permaneció tres días en prisión y fue liberada bajo fianza, y un año después se ha celebrado el juicio en el que ha sido condenada a 15 años de cárcel. Aunque Frank ha intentado sacarla de la cárcel mediante el pago de una fianza, las autoridades tailandesas no lo han permitido. Tampoco le permitieron testificar en el juicio, a pesar de estar presente en el aeropuerto, ni se presentó la prueba de orina que se realizó a la exmodelo.
"En definitiva, se ha condenado a Yuyee a 15 años de cárcel y yo aún estoy intentado explicar a mis hijos por qué", ha concluido el presentador, no sin antes resaltar que está luchando "legalmente" para liberar a su mujer porque "no se merece estar ahí".
Paralelamente a la lucha de Frank, que cada vez está más activo en las redes sociales, hay iniciativas ciudadanas que pretenden conseguir la liberación de Yuyee mediante la recogida de firmas. En la plataforma change.org ya han firmado más de 10.000 personas.