Cory Monteith murió por una sobredosis de heroína y alcohol

Cory Monteith Gleemediaset.es

.

Cory Monteith, la estrella de la serie musical de televisión de la cadena Fox Glee, murió por una sobredosis de heroína y alcohol, según revelaron este martes autoridades canadienses. El Servicio de Médicos Forenses de la Columbia Británica dijo en un comunicado que la examinación post mortem del actor de 31 años, que fue hallado muerto el sábado en una habitación de hotel en Vancouver, indica que falleció de "una combinación tóxica de drogas que incluyó heroína y alcohol". Sin embargo, precisa que el fallecimiento de Monteith no habría sido intencionado.
"Debe señalarse que en este momento no hay pruebas para sugerir que la muerte del señor Monteith haya sido otra cosa más que un trágico accidente", sostuvo el Servicio de Médicos Forenses.
La muerte de Cory Monteith se produce semanas antes de que comience la producción de la quinta temporada de Glee, sumiéndola en el caos cuando los creadores necesitaban revitalizar la comedia. El canadiense Monteith no sólo era uno de los miembros del reparto original de la serie, sino que también era un elemento fundamental a la hora de promocionar el mensaje de tolerancia que lanza Glee.
Poniendo las cosas aún más difíciles para los productores, el actor mantenía una relación con otra de las principales protagonistas de la serie, Lea Michele, que interpreta a la chica por la que está interesado en la ficción.
No está claro cómo iba a avanzar su historia en la quinta temporada. Y tras la muerte de Monteith, representantes de Fox Broadcasting, unidad de Twenty-First Century Fox, no hacían comentarios sobre los planes futuros de la serie, que tiene previsto volver a producción este mes.
La serie fue renovada por Fox para otras dos temporadas este año, por lo que se mantendrá en antena hasta 2015. Pero los productores de Glee, que ha sido uno de los productos más destacados de Fox, afrontaban algunas duras verdades incluso antes de que falleciera Monteith.
Glee obtuvo una media de 10,1 millones de espectadores, según Nielsen, en su temporada de máxima audiencia, en 2010, pero desde entonces ha perdido poco a poco apoyo de los fans. La cuarta temporada, que concluyó en mayo, acabó con la peor media de audiencia de su historia, 8,7 millones de espectadores.
"La serie se está quedando sin historias y está llegando un poco a su fin temáticamente... y la muerte de Cory es una gran pérdida para el show ya que es uno de los personajes fundadores", dijo Ian Drew, director de entretenimiento de Us Weekly.
Monteith había hablado abiertamente de sus problemas con las adicciones. En abril, completó un tratamiento voluntario en una clínica de rehabilitación por adicción a unas sustancias no reveladas.
Glee se estrenó en 2009 y se convirtió en un éxito instantáneo para Fox, con sus guiones motivadores, números musicales y un joven reparto que interpretaban una mezcla de estudiantes populares e inadaptados de un instituto que formaban un coro musical.
Monteith se convirtió en un rompecorazones interpretando a Finn Hudson, un atleta que se unía al coro musical. "En realidad era el centro de la serie en cuanto a promover la tolerancia", dijo el crítico de televisión David Bianculli. "Cuando su personaje comenzó, era simplemente el atleta que podía cantar. Al final le caían bien los inadaptados, los adoraba, los defendía y eventualmente les enseñaba".
El editor de MTV Buzzworthy Tamar Anitai, que supervisa la reacción de los medios sociales a temas de cultura, dijo que los fans de Glee están deseosos de que se rinda homenaje a Monteith en la serie y que su personaje y el de Michele tuvieran un final feliz.