Adiós al bandolero más seductor

.

El actor Sancho Gracia ha muerto a los 75 años, según ha informado la Academia de Cine a través de su cuenta oficial de Twitter. 
Sancho Gracia nació el 27 de septiembre de 1936 en Madrid, pero poco después emigró a Uruguay junto a su familia huyendo de la Guerra civil. Allí estudió interpretación en el Conservatorio de Margarita Xirgú. Regresó a España en 1963 para debutar en el cine un año después con La otra mujer, de François Villiers.
Aunque a lo largo de su carrera trabajó en multitud de producciones cinematográficas, destaca su interpretación de Curro Jiménez en la serie homónima, que se emitió en Televisión Española entre 1976 y 1978 y que le hizo dar el salto a la fama. 
Comenzó a destacar en el género de acción, como el cine de aventuras o el spaghetti-western. También interpretó papeles en comedias de los años sesenta dirigidas por Rafael Gil (Es mi hombre, 1965) y Pedro Lazaga (¿Qué hacemos con los hijos?, 1966).
Su carrera de televisión fructificó de la mano de series como Los tres mosqueteros (1971), Los camioneros (1973), Curro Jiménez (1976) o La máscara negra (1982). Más recientemente interpretó a Jarabo, dirigido por Juan Antonio Bardem en La huella del crimen. También participó en varios Estudio 1, entre los que destaca el mítico Doce hombres sin piedad.
"Debo de ser el intérprete que más series ha hecho en este país. Y todas han funcionado. Pero no hago diferencias. El actor es actor y trabaja en el medio en que le toca", señalaba Sancho Gracía sobre su trabajo en la pequeña pantalla.
Entre los directores para los que ha trabajado, José Luis Cuerda (Tocando fondo, 1993), Enrique Urbizu (Cachito, 1996 y La caja 507, 2002), Vicente Aranda (La mirada del otro, 1997), Adolfo Aristarain (Martin (Hache), 1997) o Carlos Carrera (El crimen del padre Amaro, 2002). Este papel le valió el Premio de la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Nueva York al Mejor Actor de Reparto.
También destaca su nominación como finalista al Premio Goya al Mejor Actor Protagonista en 2003 por su interpretación en 800 balas bajo las órdenes de Alex de la Iglesia. En esta película compartió cartel con Ángel de Andrés López, Carmen Maura, Eusebio Poncela, Manuel Tallafé y Terele Pávez, entre otros. Junto a Alex de la Iglesia también trabajó en cintas como Muertos de risa, La comunidad y Balada triste de trompeta.
A lo largo de toda su carrera fue reconocido con la Medalla de Oro de las Bellas Artes y el Premio Ondas (2002), el Premio Ciudad de Huelva del Festival de Cine Iberoamericano (2005), la Biznaga de Plata del Festival de Málaga al Mejor Actor de Reparto por 7 pasos y medio (2009), y el TP de Oro Premio Especial a toda una vida (2010).