"Mantente alejada de los problemas"

.

"Hola Mallory, soy Cory. Soy amigo de Sheila. Solo quería grabarte este vídeo para advertirte de que te mantengas alejada de los problemas y sigas en la escuela". Estas fueron las palabras del reciente fallecido Cory Monteith, conocido por interpretar a Finn Hudson en la serie Glee, días antes de su muerte.
Resulta irónico el contenido del mensaje, si bien Monteith le advertía, a modo de consejo, a la hija de una azafata que no se metiera en líos, días más tardes el actor fallecía a causa de la mezcla de heroína y alcohol.
El consejo lo daría sabiendo de primera mano lo fácil que es meterse en líos, ya que Cory empezó a consumir drogas con 13 años, y a los 19 entraba en rehabilitación.
La adicción fue intensa, ya que hace unos meses, apoyado por su novia Lea Michele, abandonaba la serie Glee para entrar de forma voluntaria en rehabilitación.
Una adicción es casi imposible de solventar, y si bien el actor puso de su parte, al final fueron las drogas quienes acabaron ganando la jugada, dejando a familiares, amigos, pareja y fans destrozados.