Casillas: "El último año de Mourinho ya no hablamos nada"

Bertín Osborne con Íker Casillasmediaset.es

.

El portero del Oporto y de la selección española, Iker Casillas, no habló "nada" con José Mourinho durante la última temporada del portugués como entrenador del Real Madrid, y aseguró que abandonó la entidad blanca el pasado verano porque su situación estaba "viciada" desde aquella época. "Intentaba que no me afectase, pera era una constante. Sin hablar, había una guerra tremenda. El último año (con el entrenador portugués) ya no hablamos nada. Era una situación fea. Seguramente estaba yo equivocado en muchas cosas y al final dejé pasar el tiempo y fuera", confesó el cancerbero a Bertín Osborne en el programa En la tuya o en la mía, de La 1.
"Nuestra relación cambia a raíz de que el equipo no va bien en la temporada 2012/13. Ahí teníamos que estar más unidos, pero todo cambia de septiembre a diciembre de 2013 con mi suplencia en Málaga. Además, a él (Mourinho) no le sienta bien que yo hable con los jugadores del Barcelona. No llamé a Xavi y Puyol para pedirles perdón, les dije que si seguíamos así nos íbamos a cargar el fútbol español", recordó.
Casillas explicó que no quería perder el buen momento que atravesaba la selección española por culpa de los enfrentamientos tan duros entre Barça y Madrid. "Los españoles teníamos una Eurocopa por delante. A partir de ahí supongo que sería eso por lo que se enfadó. Cuando eres capitán tomas decisiones y ahí me tocó ser criticado", indicó.
"A partir de ahí, su criterio le dice que Adán está mejor que yo y le pone. Luego habrá opiniones, pero en ese momento no podía decir nada. Con mi caso no era opinable. Decían que jugaba por decreto y luego llegó mi lesión, todo lo que escucho de mí son porquerías y más porquerías. Quería volver a competir, pero la portería ya estaba ocupada por otra persona, que era Diego López", dijo Casillas, que tampoco olvida "los gestos" de Mourinho en las ruedas de prensa.
"Volvería a hacer lo mismo. No era una guerra Casillas-Mourinho. Opté por eso porque era lo mejor. Podía haber montado qué sé yo y no contesté (a sus comentarios). Ya no había buena relación, fue un poco todo... malos resultados, caímos en Champions y perdimos la final de Copa en el Bernabéu con el Atleti", evocó el mostoleño, que admitió acabar "jodido".
De ahí que, un año después y décima Liga de Campeones incluida con Carlo Ancelotti, el capitán de la selección decidiese marcharse de Chamartín. "Estaba en boca de todo el mundo y creo que hice lo mejor. Mi situación en el Madrid estaba viciada desde aquella época. No me sentía bien a nivel personal, quería jugar y competir. Lo mejor era salir. Tuve la despedida que quise tener. No puedo hablar mal del club. No puedo", agregó.
Preguntado por su futuro, Casillas dijo que le gustaría seguir jugando "muchos años". "Un portero es más longevo, si puedo jugar cuatro o cinco años más se agradecerá. ¿Entrenar al Madrid? Es muy complicado. Todavía quiero seguir siendo jugador, pero dentro de 10 años hablaremos y ojalá estemos así de bien", auguró.
Bertín Osborne con Íker Casillas
Bertín Osborne con Íker Casillas
Por último, Casillas recordó el Mundial de 2010, "un momento mágico"; las charlas de (el fallecido técnico de La Roja ) Luis Aragonés, un "maestro" en su carrera; confió en (el nuevo entrenador del club blanco) Zidane, "al que le van a salir bien las cosas", y habló de la forma de ser de (el seleccionador español) Vicente del Bosque. "Es un muy buen tipo. Lo que ha conseguido para el Madrid es increíble. Me duele que el madridismo no le valore", sentenció.
Bertín Osborne con Íker Casillas
Bertín Osborne con Íker Casillas
En la charla que mantuvieron Osborne y Casillas en la cocina del portero en su nuevo hogar de Oporto recibieron la visita de la pareja del anfitrión, Sara Carbonero.
Antes, Casillas había contado a su invitado que los aplausos que se escuchan de fondo cuando besó por sorpresa a Sara Carbonero tras ganar el Mundial de fútbol son de los hoy reyes Felipe y Letizia.
Bertín Osborne con Íker Casillas
Bertín Osborne con Íker Casillas
"Con el beso engañó a toda España, porque no es tan perfecto. Bueno, como todos", bromeó la periodista.
Horas antes de la emisión, Carbonero explicaba que en el programa "aparezco porque sería antinatural que no estuviera por casa y me tuviera que ir en el momento de la grabación".