Khloé Kardashian abandona el 'reality' de la familia y Kris Jenner se enfada

Kris-Khloemediaset.es

.

Kris Jenner ha confirmado la suspensión del divorcio entre su hija Khloé Kardashian y Lamar Odom, que se recupera de las graves secuelas de la sobredosis de drogas y viagra natural que le dejó inconsciente en un burdel de Las Vegas la semana pasada. La matriarca del clan televisivo corroboró el triunfo del amor ante el presentador de Access Hollywood, Billy Bush, en NBC: "Nada más que amor", dijoa la celebrity de 59 años.
US Weekly comprobó que la abogada de la familia Kardashian, Laura Wasser, estuvo en los juzgados de Los Ángeles el miércoles 21 de octubre para retirar la solicitud de divorcio que la hermana de Kim Kardashian y el exjugador de Los Ángeles Lakers firmaron el pasado mes de julio.
"Éste es un momento muy delicado y difícil para ambos. Lo más sensato es no hacer grandes cambios y dejar todo en suspenso. Es lo que está haciendo Khloé", declaró una fuente cercana a la socialité de 31 años.
Parte de su entorno ha destacado el apoyo incondicional que ha brindado Kris a su hija en estos complicados días. "Tomar decisiones fue duro para Khloé. Kris llegó y fue muy útil con su apoyo. La mayoría de la gente ha estado en una sala de espera. Khloé ha sido la única persona que estuvo en la habitación (de su marido), durmiendo junto a su cama y en vela", dijo otro miembro cercano a la familia.
Según medios estadounidenses, Khloé y su madre, Kris Jenner, fueron las encargadas de realizar los trámites para el traslado del deportista de 35 años el pasado lunes. "Fue solo una hora y media de viaje desde Las Vegas hasta el Cedars-Sinai en Los Ángeles. El coste fue de 120.000 dólares (108.800 euros), que no estaba cubierto por el seguro médico. Pero Khloé no tuvo ningún problema en pagarlo, a pesar de que su madre cuestionó si Lamar podría hacerlo. Khloé aprecia la preocupación de su madre pero le dijo que ya estaba pagado y terminó la conversación", afirmó una fuente cercana a la familia.
Un pequeño desencuentro que no pasó a mayores y que evidenció la preocupación de la matriarca por la decisión de su hija de cancelar todos sus compromisos profesionales, incluida la grabación de Las Kardashian, el reality que reporta al clan enormes beneficios económicos -han firmado la renovación por cuatro años y por cien millones de dólares (91 millones de euros)- y que en España ofrece Fox Life.
"Kris no está contenta con la decisión de Khloé porque ella es una parte muy importante del programa. Espera que cambie de idea. Kris no está preparada para ser dura con su hija ahora, recordándole que está contractualmente obligada a hacer el show", aseguraba un confidente al mismo medio estadounidense.