Nacho Vidal denuncia el "secuestro internacional" de su hija mayor

Nacho Vidal-Lecturasmediaset.es

.

"Tengo una gran pena", confiesa Nacho Vidal en la portada de la revista Lecturas. Y es que fue padre hace nueve años de una niña, Candela, a la que no ha vuelto a ver. La pequeña, concebida mientras el concursante de Supervivientes estaba separado de su pareja, Franceska, está fuera de España. "He tomado la determinación de luchar hasta el final para que esté conmigo", advierte el actor porno. La lucha incluye recurrir a los tribunales por "secuestro internacional".
"Quiero a mi hija y quiero tener relación con ella, que venga a pasar temporadas con nosotros y sepa que nos tiene. No le quiero arrebatar su vida, ni a su madre", asegura.
Desde que nació, Vidal solo ha visto a Candela cuando tenía cuatro años y medio. En ese momento, recuerda, no le reconoció. "El día en que la madre de Candela mintió y me denunció por malos tratos fue el peor de mi vida", apunta. "Aunque la Justicia demostró mi inocencia, me crucificaron".
Vidal, reciente finalista del reality de aventuras de Telecinco, se presenta en Lecturas como un padre y esposo amantísimo, y anuncia su intención de retirarse de la industria del cine adulto -dice que sus hijos, de ocho y seis años, no saben nada de su profesión- cuando cumpla los 45 años, dentro de cuatro. "Estoy cansado de acostarme con gente que no me apetece".
De momento, adelanta que en diciembre estrena en el teatro Jardín de otoño, una comedia, porque "he demostrado que tengo más registros que (Robert) De Niro y Al Pacino juntos y ahora voy a haceros reir".