Paulina Rubio posa con Gerardo Bazúa para desmentir su ruptura

Paulina Rubio y Gerardo Bazuamediaset.es

.

Paulina Rubio ha regresado a su México natal para conducir, junto a David Bisbal y Pepe Aguilar, el talent de Televisa La apuesta.
Tras un periplo europeo que incluyó Italia, Grecia y España -donde fue la invitada sorpresa de la boda de Rocío Carrasco-, la chica dorada ha vuelto a casa junto a su pareja, Gerardo Bazúa -del que fue coach en La voz México-, el hijo de ambos, Eros, y Andrea Nicolás, el niño que tuvo con Colate Vallejo-Nájera.
De esta manera, Paulina Rubio desmiente los rumores de ruptura que se extendieron por los medios de comunicación, según los cuales había echado de casa a Bazúa por supuestas infidelidades encadenadas.
Además, Paulina Rubio ha concedido una entrevista a ¡Hola! para zanjar cualquier equívoco y ha posado con el también cantante, del que se enamoró en la primavera de 2013.
"Creo que estas imágenes hablan por sí solas. Al parecer, generar rumores sobre mí causa morbo a muchos. ¡Y sirvo para inventar historias de películas a lo Almodóvar!", ironiza.
Ya en serio, no descarta un nuevo embarazo: "Tengo muchas ganas de tener una niña. Me gustaría mucho, si Dios me diera la oportunidad, ser madre otra vez".