Kantar Media controlará los contenidos de las televisiones

Televisiónmediaset.es

.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha contratado a la empresa Kantar Media por un periodo de dos años con el objetivo de que haga a partir de octubre "un seguimiento y control" de los contenidos que emiten las cadenas para ver si están cumpliendo la Ley General de Comunicación Audiovisual en temas como la protección de los menores o la publicidad.
Cada dos años, la Secretaría de Estado saca a concurso el servicio de seguimiento y control de la difusión de servicios de comunicación audiovisual. En esta ocasión, la empresa elegida para realizarlo a partir del 1 de octubre ha sido Kantar Media, que se ha adjudicado el contrato por un importe de 1,9 millones de euros.
De acuerdo al pliego de condiciones técnicas del contrato, Kantar Media deberá informar a Industria de si las televisiones emiten escenas de pornografía o violencia gratuita en abierto, así como programas o anuncios que puedan perjudicar el desarrollo físico, mental o moral de los menores por su hora de emisión, entre otros contenidos prohibidos por la Ley Audiovisual.
En esta misma línea, Kantar Media comunicará a la Secretaría de Estado emisiones de contenidos para mayores de 18 años en horario de protección infantil (entre las 6.00 y las 22.00), programas dedicados a juegos de azar y apuestas fuera de la franja entre 1.00 y 5.00, emisiones de esoterismo y paraciencias fuera de la franja entre 22.00 y 7.00 o porcentaje diario de programas subtitulados en servicios de comunicación audiovisual en abierto.
Asimismo, la compañía vigilará si las televisiones cumplen con los minutos máximos que están autorizados a emitir de publicidad o tratan de burlar este límite con la emisión de publicidad encubierta en algún programa. Además, Kantar Media facilitará a Industria datos de audiencia, cambios en la programación y comunicados.
Posteriormente, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información utilizará estos datos para fundamentar las sanciones que el departamento impone a las cadenas nacionales de televisión por incumplimientos de la normativa del ámbito audiovisual.
Tradicionalmente, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información viene llevando a cabo este servicio de supervisión y sanción de las televisiones. La Ley General de Comunicación Audiovisual, a probada en 2010, cedía esa competencia a un organismo independiente del Gobierno, el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA), aunque finalmente no llegó a crearse debido a la oposición del Ejecutivo del PP a incurrir en un gasto que consideraron "innecesario".