Soria lleva al Consejo de Ministros la prórroga del 'apagón' de la TDT

Soraya Sáenz de Santamaríamediaset.es

.

La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA), la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA), el consejo de Consumidores y Usuarios, Abertis Telecom y la Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones (FENITEL) se han mostrado "esperanzados y expectantes" ante la intención manifestada por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, de prorrogar las emisiones de televisión en simulcast, cuya finalización estaba prevista inicialmente para el 31 de diciembre.
Según los datos que manejan los profesionales del sector, y ante la imposibilidad de llegar a tiempo para adaptar las antenas, "millones de personas no podrían ejercer su derecho a elegir entre las diferentes ofertas televisivas de las que actualmente disfrutan" .
"A la vista del avance en las adaptaciones", apuntan en un comunicado conjunto, "la prórroga de tres meses solicitada es la decisión más lógica, tanto desde el punto de vista de la labor a realizar por los agentes implicados en el proceso de liberación del dividendo digital, como desde el interés general y la salvaguarda de los derechos de los ciudadanos".
En una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria, Soria indicó que no existe un "día exacto" aún para el apagón de la TDT, si bien apuntó que llevará al próximo Consejo de Ministros, del 26 de diciembre, una propuesta para dar un "plazo adicional".
El ministro reconoció que, del 100% de los edificios que hay en España, "un 45% no necesita reantenización, por tanto, está afectado el 55% restante", y que a final de este mes de diciembre "se estará aproximadamente en un 55% a su vez" de reantenización, el quivalente a cerca de medio millón.
La Comisión Europea, por su parte, ha avisado a España de que debe entregar a los operadores de telecomunicaciones la frecuencia de 800 mhz, que en la actualidad utilizan algunos canales de televisión de la TDT, "lo antes posible" con el fin de acelerar la disponibilidad de servicios inalámbricos de banda ancha en todo el territorio nacional y facilitar la coordinación con otros Estados miembros.
En principio, los Estados miembros tenían de plazo hasta el 1 de enero de 2013 para entregar el uso de la banda de 800 mhz a los operadores de telecomunicaciones. España obtuvo una derogación que ampliaba el plazo hasta enero de 2014. Desde entonces, la Comisión no ha recibido ninguna otra petición de derogación de las autoridades españolas aunque trabaja "en estrecho contacto" para lograr una "solución satisfactoria".
Las negociaciones entre Bruselas y Madrid siguen en marcha y de momento el Ejecutivo comunitario todavía no ha decidido expedientar a España por los retrasos.
En España, en la actualidad, las frecuencias disponibles por el dividendo están esparcidas, y la banda de frecuencias de 800 mhz está ocupada, en parte, por algunos canales de la TDT (canales 61 al 69 de UHF). La liberación del dividendo digital es el proceso de reordenación de frecuencias necesario para que la banda 800 MHz quede disponible en toda Europa para los operadores.
La banda de 800 mhz tiene mejores propiedades de propagación y penetración en el interior de edificios que las bandas con frecuencias más altas, utilizadas en la actualidad para 3G y 4G, lo que supone un servicio de mejor calidad para los ciudadanos.
Por esta razón, Telefónica, Vodafone y Orange, que actualmente han desplegado en España el 4G en las bandas 1.800 mhz y 2.600 mhz, desembolsaron 1.300 millones de euros en 2011 para poder disponer de la banda de 800 mhz.