El acoso sexual en Televisa, ¿un montaje para un vídeo viral?

.

Televisa ha tirado por la calle de en medio y ha despedido tanto a Enrique Tovar como a Tania Reza, que abandonó el plató de A toda máquina (ATM) después de que su compañero le levantara la falda y le tocara un pecho.
En el incidente, Tovar abrazó, levantó el vestido y tocó las piernas de Reza y subió hasta el pecho. "Ya no seas idiota Enrique", le dijo ella mientras le daba un manotazo. Él se limitó a responder: "No te agarré la bubie", para terminar con un "mira, no te gusta. Una disculpa a mi gente, mi compañera está un poquito hormonal. Se me hace que se le subieron la ubres".
La presentadora se quitó el micro e hizo ademán de abandonar el plató.
En un comunicado, la cadena mexicana reconoce que el incidente del programa emitido desde Ciudad Juárez por Televisa Chihuahua fue "un comportamiento impropio en una transmisión de televisión abierta".
Según la investigación realizada por el departamento de Recursos Humanos, "ambos han señalado que la escena fue actuada, con el propósito de crear un contenido viral, y que los conductores no informaron a la producción que realizarían ese acto ofensivo".
Televisa recuerda que, según su código ético, "queda estrictamente prohibido, en forma enunciativa mas no limitativa: amenazar, ofender, discriminar, intimidar, difamar, calumniar, hostigar, acosar sexual o laboralmente, ejercer cualquier forma de maltrato físico, psicológico y/o económico en contra de cualquier empleado del Grupo".
Frame ATM
La compañía anima a la presentadora a que "si lo que sucedió en el programa en comento difiere de su primera declaración ante nuestro personal de Recursos Humanos, no dude en hacérnoslo saber para apoyarla y acompañarla en el proceso de denuncia correspondiente".
Frame ATM
En Facebook ha respondido la presentadora, que en su muro escribe: "Gracias a todos por sus comentarios y muestras de afecto. Lamentablemente en esta situación existen presiones por parte de las empresas y obligaciones de decir (o incluso grabar) que soy culpable y gente lavándose las manos. Nunca me he rajado, ya son casi seis años en esta empresa. Así que como siempre lo digo a darle mi gente. Y a tratar de que salga la Verdad. Si me obligan a quitar esto al menos ya lo deje en mis redes sociales. Gracias a los que están conmigo y Dios por delante".
El del acoso sexual es uno de los mayores dramas en México. Cada día, según las estadísticas, asesinan a seis mujeres y casi la mitad, 47%, de las mujeres mayores de 15 años ha sufrido violencia sexual, emocional, económica o física durante su última relación. El 44% manifiesta haber sido agredida al menos en una ocasión por su pareja.