Alfonso Armada: "Franco era un viejecito tranquilo cuando yo lo conocí"

.