Bandas latinas, sexo descontrolado y bulimia, en la vuelta de 'Hermano mayor'

Pedro García Aguadomediaset.es

.

"La juventud no tiene problemas específicos, tienen los problemas que también tienen los adultos y debemos ayudarlos tendiéndoles la mano, condenando su mal comportamiento, su mala gestión, la vida anti-social que llevan, y ayudarles a salir de eso para que el día de mañana puedan ser personas felices y no tan dependientes de los padres, porque aunque tienen una relación mala con ellos, siguen dependiendo de ellos, lo que también les genera frustración". Bajo esta premisa, Pedro García Aguado vuelve a Cuatro el 17 de octubre (21.30) con la séptima temporada de Hermano mayor.
"Esta temporada, más que nunca, ponemos cara a los problemas sociales que aparecen en los titulares de los medios de comunicación", explica Mariano Blanco, director de Producción de Programas de Cuatro.
"Nos referimos a Juanjo, que ha pertenecido a una banda latina; a chicas como Samara, que tiene relaciones sexuales de riesgo; o a Cristina, capaz de hacer una denuncia falsa por malos tratos contra sus padres; a Xavi, obsesionado con el culto al cuerpo; o Joan, que padece un trastorno alimentario que está poniendo en riesgo su salud. Ellos son el rostro de la noticia", añade Blanco.
"Pero además el programa se hace eco de una realidad que está en la calle. Hay muchas familias que están sufriendo violencia filio-parental y no existe un programa preventivo que pueda atajar este tipo de conductas, así que desde la televisión estamos ayudando a que estos hechos no se produzcan", señala García Aguado. Tratan con "gente destruida, gente que vive en la rabia constante, en un estado de frustración y de odio brutal". "No son malos chicos, son chicos incapaces de gestionar sus emociones", sostiene.
"Hermano mayor empezó para mí como una aventura de seis capítulos y ahora se ha convertido en una profesión más allá de la televisión. Nos hemos convertido en una televisión comprometida, que fuera de cámaras sigue ayudando a personas", presume el coach.
Desde el estreno del programa, en 2009, García Aguado a ayudado a 84 familias, de las que un 70% ha conseguido reconducir sus relaciones. El formato coproducido por Plural ha promediado desde sus comienzos una cuota del 10,6%, con cerca de dos millones de espectadores. En el target comercial, el share sube hasta el 13,6%. Y entre los jóvenes de 13 a 34 años interesa al 18,9%.