Burger King responde con humor al desafío kilométrico de McDonald's

.

La guerra de las hamburguesas ha protagonizado un nuevo capítulo en Francia. Empezó McDonald's abriendo fuego, lanzando una ofensiva en forma de valla publicitaria que atacaba directamente a su rival, recordando a la gente lo lejos que está el Burger King Auto más cercano.
McDonald's, en colaboración con la agencia publicitaria TBWA/París, levantó dos vallas publicitarias en una carretera cercana a Brioude, un pueblo de 6.700 habitantes de la región de Haute-Loire. Una de las vallas, la más alta, indicaba la cantidad de indicaciones que se necesitaban seguir para llegar al Burger King Auto más cercano, situado a 258 kilómetros. O lo que es lo mismo, cinco horas en coche. La otra valla, mucho más pequeña, señalaba que todo recto, a cinco kilómetros, se encontraba el McAuto más cercano.
Por supuesto, Burger King no se quedó de brazos cruzados lamiéndose las heridas, y su venganza no se hizo esperar. Aprovechando la coyuntura, el king de las hamburguesas, junto a la agencia de publicidad Buzzman, decidió no negar la evidencia y con un brillante giro de los acontecimientos logró darle una vuelta de tuerca a lo de las vallas publicitarias, ofreciendo un final de reyes al anuncio de McDonald's.
Está bien que haya un McAuto cercano al empezar un viaje para parar a tomar un café, pero está aún mejor encontrarse un Burger King Auto más tarde para poder degustar una buena ración de Whooper, fue la esencia de la respuesta de Burger King.
Desde que Burger King regresó a Francia en 2013, la oferta de hamburguesas abrió un abanico de posibilidades para los consumidores. Desde entonces, sus anuncios se han centrado en festejar cada nueva apertura de restaurante con el fin de hacer conocer sus localizaciones. Algo que aprovechó McDonald's para atacar.
Cartel Burger King y McDonald's