Las 20 mayores salvajadas de 'Juego de tronos'

La boda roja 'Juego de tronos'mediaset.es

.

Tras el impactante final de la cuarta temporada, un pasaje que cambiará para siempre la vida de varios de los protagonistas de Juego de tronos, repasamos algunos hechos clave en la historia, todavía por escribir, de Poniente.
Los niños, el décimo capítulo de la cuarta temporada, supuso un antes y un después en la vida de los habitantes de Poniente en general, y de los Lannister en particular. No en vano "Valar Morghulis" ("Todos los hombres deben morir") ha sido el lema de la cuarta temporada.
A continuación, los 20 momentos que han supuesto un antes y un después en Juego de tronos. OJO, CONTIENE SPOILERS
20. Ratas para torturar
Una de las secuencias más truculentas que se vivieron entre los muros de la imponente y ruinosa fortaleza de Harrenhal. En el quinto capítulo de la segunda temporada, El fantasma de Harrenhal, a cuenta de los hombres de Gregor la Montaña Clegane acontece una escena en la que más de uno apartó la mirada.
Muerte Ygritte 'Juego de tronos'
19. La muerte de Ygritte
Un momento reciente, en el tramo final de esta cuarta temporada. Y es que los reencuentros entre los enamorados de Juego de tronos nunca han sido especialmente felices.
18. La batalla de Aguasnegras
El penúltimo capítulo de la segunda temporada de la serie dejó una de las mejores batallas. Un enfrentamiento entre las fuerzas de los Lannister y las comandadados por Stannis Baratheon que, a pesar de cobrarse cientos de muertos, hizo las delicias de todos los fans.
17. Meñique, Lysa Y Puerta de la luna
Petyr Baelish siempre ha estado involucrado en asuntos turbios, conspiraciones y asesinatos. En esta secuencia en cuestión se pudo ver -una vez más- su verdadera cara.
16. Theon quema a Bran y Rickon
Daenerys se come un corazón
Por si la idea de Theon de traicionar a Robb y tomar Invernalia no fuera suficiente, ver los cuerpos quemados de los jóvenes Stark Bran y Rickon fue una escena bastante desagradable. Menos mal que después se descubre que Theon es más bravucón que letal.
15. Sam Tarly mata a un Caminante blanco
El momento en el que Ser Cerdi pasó a ser conocido como Sam el Mortífero. En el octavo capítulo de la tercera temporada, Segundos hijos, Tarly demostró que no era tan inútil como parecía y también que los Caminantes blancos no son invencibles.
14. "¡Dracarys!"
Ver a los dragones de Daenerys incinerar con su hálito a algunos de los personajes más destestables de la serie es sin duda un momento que merece un puesto de honor en el ranking.
'Juego de tronos'
13. Daenerys se come un corazón
Y hablando de Daenerys, la Khaleesi ya demostró en la primera temporada que iba en serio y se comió un corazón de caballo crudo y a mordiscos. Y es que, como bien dijo el propio George R.R Martin: "Poniente no es Disneyland".
Jaime Lannister en Juego de tronos
12. Joffrey y la ballesta
Las armas son cosa de adultos... y no de niños caprichosos con tendencias sociópatas. Y mucho menos si se les encierra en su alcoba con un par de prostitutas. El resultado no podía ser nada bueno.
La coronación de Viserys
11. La mano de Jamie Lannister
El mejor luchador de Poniente, la espada más temida de los Siete Reinos, dejó buena parte de su fama en otra impactante secuencia en la que le fue cercenado su (segundo) miembro más querido.
10. El tenebroso bebé de Melisandre
Ante la aterrada mirada del Caballero de la Cebolla (Davos Seaworth), la sacerdotisa roja alumbró en la segunda temporada un bebé fruto de su relación con Stanis. El pequeño no fue muy cariñoso con su tío Renly...
La Montaña vs La Víbora Roja
9. La coronación de Viserys
Una dolorosa coronación con la que le obsequió Khal Drogo a su ambicioso cuñado. Otra de las secuencias que se ha quedado grabada en las mentes de todos los fans de Poniente.
8. Daenerys y su bautismo de fuego
Daenerys sumó algunas denominaciones más, Madre de Dragones y la que no arde, a su ya larga lista de títulos cuando salió ilesa de las llamas.
7. Ramsay le quita su juguete a Theon
El bastardo de Fuerte Terror es un consumado experto en torturar a sus víctimas. El joven Kraken sufrió en su entrepierna el gusto del hijo de Bolton por las amputaciones y desollamientos.
6. Bran cae desde la torre
Usar el verbo caer para describir lo que ocurrió en aquel primer capítulo de la primera temporada es un eufemismo que los simpatizantes de los Stark no  perdonarán. Nadie esperaba ya en el episodio piloto un incesto y un intento de infanticidio. Pero... así es el mundo de George R.R. Martin.
La boda púrpura 'Juego de tronos'
5. La Montaña vs La Víbora Roja
Con la vida de Tyrion en juego, Oberyn Martell (La Vívora Roja) y Gregor Clegane (La Montaña) protagonizaron el duelo cumbre de esta cuarta y última temporada. El resultado fue sangriento y, por qué no decirlo, algo desasosegante.
Ejecución Ned Stark
4. La boda púrpura
Había funestos precedentes y, una vez más, lo que parecía una celebración, terminó en drama. En este caso fue Joffrey Baratheon quien encontró el camino a una vida mejor en el que era el banquete para celebrar su paso a la vida de casado. Más allá de las de Cersei... no hubo muchas lágrimas.
3. Tyrion, Tywin y la ballesta
El que dejó el último capítulo de la cuarta temporada fue sin duda otro de los momentos clave en Poniente. La muerte del que, para muchos, era el verdadero dueño y señor de Poniente, a manos de su propio hijo. Un punto de inflexión en la casa Lannister y en toda la serie.
La boda roja en 'Juego de tronos'
2. La ejecución de Ned Stark
No será capaz de matar al protagonista en la primera temporada, se decían quienes no habían leído los libros, cuando Ned Stark inclinaba su cabeza en el Gran Septo de Baelor. Pero sí, Ilyn Payne no falló y cercenó de un golpe de mandoble el cuello del querido Señor de Invernalia. Esa fue la primera gran lección de Juego de tronos: "No te encariñes con nadie".
1. La boda roja
La catarsis que se vivió en Las lluvias de Castamere, el penúltimo capítulo de la tercera temporada, todavía sigue siendo el momentazo de Juego de tronos. La boda roja supuso un antes y un después en la serie, y en el cariño hacia George R.R. Martin.