Críticas a la violencia contra niños en 'The walking dead'

The walking deadmediaset.es

.

The walking dead retomó -en AMC en Estados Unidos y en Fox en España- la sexta temporada con la trágica (y esperada en cierto modo) muerte de tres de los personajes principales, mientras que otro quedó brutalmente mutilado. El capítulo No way out (No hay escape) ha vuelto a poner sobre la mesa la legitimidad de mostrar violencia sobre los niños en la ficción basada en el cómic de Robert Kirkman. (Atención: esta noticia contiene spoilers)
En una frenética secuencia de apenas cinco minutos, no sólo es asesinada la familia entera de Sam (Major Dodson). Carl (Chandler Riggs) sufre una grave herida que le deja sin un ojo al verse envuelto en un conflicto en el que el joven hijo de Rick (Andrew Lincoln) se convierte en un daño colateral. Esta escena se ha convertido ya en una de las más polémicas y sorprendentes del drama de AMC, al igual que ocurrió en su día en la colección de cómics de Robert Kirkman.
Apenas 24 horas después de su estreno, sus responsables hablan sobre la impactante escena y sobre si está justificada o no la violencia entre jóvenes dentro de su serie. "Cuando estamos elaborando una historia, es más importante el personaje involucrado que su edad", comenta Greg Nicotero, productor de The walking dead y director de No way out. "El cómic no se anda con chiquitas, y nosotros desde el principio hemos querido honrar la obra de Robert Kirkman y continuar haciendo cosas que sigan siendo sorprendentes".

Las declaraciones de Nicotero auguran un futuro cargado de polémica para la historia de Rick y el resto de supervivientes. En los acontecimientos que están por venir, tanto en el serial como en las novelas de Kirkman, se indagará más en cómo las personas normales pueden llegar a tomar decisiones extremas en situaciones límite. Y eso incluye a los niños.
Por su parte, el creador de The walking dead, Robert Kirkman, ha reconocido que lleva "bastante tiempo" esperando la escena en la que Carl pierde su ojo, a sabiendas que los productores no dejarían pasar la oportunidad de incluir el hecho en la serie. "El hecho de que Carl pierda el ojo, y cómo este hecho les afecta a él y a Rick, así como a la relación entre ambos, es una parte importante de la trama", dijo Kirkman en una entrevista con The Hollywood Reporter.
"La escena es muy fiel al cómic, pero a la vez consigue mantener la esencia de la sorpresa. La sorpresa es lo que mantiene a los espectadores enganchados a la historia. El hecho de que cualquier cosa pueda pasar de manera sorprendente, que cosas terribles puedan ocurrir en cualquier momento a los personajes que amamos", concluyó Kirkman, a lo que Nicotero añadió que "la escena era necesaria, ya que es un momento crítico, tanto en las novelas como en la serie".
No es la primera vez que The walking dead recibe críticas por la violencia mostrada contra los supervivientes más jóvenes. Ya en la segunda temporada, Rick tuvo que matar a la hija pequeña de Carol (Melissa McBride), Sophia (Madison Lintz), tras convertirse en zombi. Lo mismo le ocurrió a Michonne (Danai Gurira) con la hija del Gobernador en la cuarta temporada.
Pero sin duda, el momento de la serie más crudo hasta la fecha fue cuando Carol tuvo que asesinar a Lizzie (Brighton Sharbino), después de que la niña perdiese la cabeza y matase a su hermana.
Por otro lado, uno de los grandes misterios de la versión televisiva de The walking dead es qué ocurrirá con Judith (Anniston Price), la hija de Rick y hermana de Carl. En los cómics, Judith muere junto a su madre durante el parto. Sin embargo, en la serie aún sigue con vida, incluso tras la devastadora matanza del capítulo estrenado el 14 de febrero.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.