Antonio Resines juega al enredo en 'Aquí Paz y después Gloria'

Aquí Paz y después Gloriamediaset.es

.

Siete años después, Antonio Resines vuelve a ocupar el mismo camerino de los Estudios Picasso de Villaviciosa de Odón, Madrid, donde Mediaset España tiene algunos de sus grandes platós. Allí se ha reencontrado con Antonio Molero -fueron Diego y Fiti en Los Serrano- en Aquí Paz y después Gloria, la disparatada comedia de enredo que Telecinco estrena el 24 de marzo a las 22.30. "Tenemos la necesidad de seguir explorando ese camino por nuevos senderos", apunta Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Mediaset.
La serie, explica Toni Sevilla, director de Ficción de Mediaset España, "narra la historia de una suplantación llevada a cabo por un hombre de mundo, estafador y canalla relacionado con el mundo de la construcción que tiene que hacerse pasar por un sacerdote". Con este "arranque verosímil, intentamos enredar todo lo posible", añade. El escenario, la barriada de La Vega.
Resines interpreta a dos hermanos gemelos -idénticos en lo físico pero con personalidad antagónica- en esta sitcom realizada en colaboración con Producciones Mandarina.
Aquí Paz y después Gloria
Joaquín Llamas (Perdona si te llamo amor, Tita Cervera. La baronesa) se sitúa al frente del equipo de dirección de esta serie que reúne en su equipo artístico a destacados nombres de la interpretación nacional como Antonio Molero (Los Serrano, Médico de familia), César Sarachu (Camera Café, Pancho, el perro millonario), Mónica Estarreado (Hospital Central, Yo soy Bea), Nazaret Jiménez Aragón (La que se avecina, Cuéntame cómo pasó), César Camino (Frágiles, Agitación +IVA), Malena Gutiérrez (Las brujas de Zugarramurdi, Todo sobre mi madre), Lucía González de la Fuente (Musarañas, Las brujas de Zugarramundi), Belén Cuesta (Ángel o demonio, Bandolera), José Manuel Poga (El Niño, Grupo 7), Juan Antonio Lumbreras (El comisario, Amar es para siempre), María Hervás (Los Serrano, La pecera de Eva), Cristian Valencia (Sin tetas no hay paraíso, El secreto de Puente Viejo), Agnes Kiraly (Sin tetas no hay paraíso, Hay alguien ahí), Bea de la Cruz (Aída, Diarios de la webcam), Pepo Suevos (Padre Casares, Matalobos) y David Amor (Gym Tony, BuenAgente).
Aquí Paz y después Gloria
Idénticos en su aspecto pero como la noche y el día en todo lo demás: así son Paco y Ángel, dos hermanos gemelos. Caradura y juerguista, Paco es un hombre divertido y embaucador que ha hecho del timo y la estafa su oficio. Su antítesis es su hermano Ángel, un sacerdote templado, austero y honesto pero inflexible con los abusos de los poderosos. Ejerce su labor litúrgica en la iglesia de La Vega, el barrio que le vio crecer junto a su hermano.
"Es un doble rol que tiene unas posibilidades brutales, porque Paco es un hombre que no tiene ni idea de los oficios litúrgicos y además es un estafador. Es un contraste muy interesante", apunta Resines.
Aquí Paz y después Gloria
La acción se desencadena cuando Paco, perseguido por unos mafiosos a los que debe dinero, se refugia en su antiguo barrio y se presenta en la casa de su hermano con la intención de robarle el pasaporte, la ropa de sacerdote y así cruzar disfrazado la frontera. Sin embargo, Ángel le sorprende y antes de que Paco pueda darle ninguna explicación irrumpen sus perseguidores que, desconcertados por no poder distinguir a los hermanos, deciden llevárselos a los dos. Cuando el vehículo en el que viajan sufre un grave accidente y el clérigo queda en coma, Paco sigue adelante con su descabellado plan y recala en el barrio de su infancia, del que Ángel es párroco, con la esperanza de que cuando la situación se calme sus perseguidores le dejarán en paz.
Múltiples sorpresas aguardan al impostor en su nueva vida: el reencuentro con su exnovia Paz a la que encuentra tan atractiva como siempre, pero a punto de casarse con otro hombre. El descubrimiento de que su hermano comparte piso con Julián, un peculiar diácono que en su juventud alcanzó una efímera fama como boxeador; y la labor de Ángel como entrenador de un equipo de baloncesto de extoxicómanos. Además, Paco tendrá que desplegar todas sus habilidades para ejercer de sacerdote en la iglesia de La Vega mientras trata de evitar ser descubierto por sus superiores eclesiásticos.