'La fuga', una "misión suicida" por amor

aitor lunamediaset.es

.

El amor y la esperanza en un mundo mejor son los dos motores que impulsan La fuga, la serie que prepara Telecinco para 2012, con Aitor Luna y María Valverde como cabezas de cartel de una "misión suicida", según el productor ejecutivo, Joaquín Górriz. 
Año 2055 (aunque podría pasar en un tiempo indeterminado). Las reservas de petróleo están agotadas y los gobiernos limitan las libertades de los ciudadanos con el presunto objetivo de garantizar la paz y la seguridad. El sistema encierra en La Torre -una plataforma petrolífera reconvertida en prisión de máxima seguridad- al líder de la Resistencia, Daniel Ochoa (Aitor Luna). Cinco años después, la esposa de Ochoa,  Anna Serra (María Valverde), se ha infiltrado en la organización gracias a su plaza de funcionaria de prisiones, y desde dentro intenta la más arriesgada huida.
"Es un amor épico que te engancha, y el espectador va a querer ser uno de los protagonistas", adelanta María Valverde (La flaqueza del bolchevique), para quien este proyecto representa su debut en televisión y que se ha preparado practicando artes marciales.
Sobre Anna, subraya que "por fuera es una mujer muy dura pero por dentro es muy frágil. Se levanta continuamente de los golpes. Es una super mujer todopoderosa".
Aitor Luna (Gran Reserva), el coprotagonista, dice de Daniel que es "un joven que tiene valores muy férreos y es tan noble que creo que caerá bien". Y se muestra encantado de su trabajo junto a Valverde: "Con esa cara y esos ojos y mirándote enamorada hay que ser muy torpe para no tener química", admite entre risas.
Completan el reparto Marian Álvarez, Asier Etxeandía, María Vázquez, Luis Iglesia, Patxi Fréytez, Laura Domínguez, Emilio Buale, Maru Valdivielso, Jordi Vilches, Jimmy Castro, Jennifer Rope, Benito Sagredo, Manuel Martínez y Laura Sánchez, recientemente incorporada.
Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Mediaset España, admite que el proyecto de BocaBoca ha tenido que "salvar algunos rubicones". "Cambiamos el guión porque la historia de amor no aparecía con la fuerza que nosotros habíamos pensado, planeado e incluso soñado", explica Villanueva. "Tras ver el primer episodio, estamos muy satisfechos con el resultado", afirma.
La Fuga se graba en un plató de 3.000 m2 en el que se han recreado con gran detalle los escenarios de la prisión que alberga la antigua plataforma petrolífera: celdas de castigo, patio, comedor, duchas, galerías, salas comunes y las tuberías por las que intentarán escapar los prisioneros.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.