IB3 debe 78 millones a los proveedores

.

El consejero de Presidencia balear, Antoni Gómez, quien tiene asumidas las competencias de director general de IB3, ha afirmado que el ente recurrirá al endeudamiento como vía para aligerar la deuda de 78 millones de euros que el medio mantiene con sus proveedores y a la que se hará frente principalmente con los ingresos que obtengan por la venta de espacios publicitarios.
Gómez ha hecho estas declaraciones durante su comparecencia en la Comisión de control de la Ràdio i Televisió de las Islas Baleares que ha tenido lugar en el Parlament, en la que ha señalado que sería "una irresponsabilidad" pretender hacer frente al pago de la deuda tan sólo con una "pequeña parte" del presupuesto con el que cuenta el medio para el próximo año, que será de un total de 33,9 millones de euros (30 de los cuales serán aportados por la CAIB).
Por ello, ha asegurado que cederán al endeudamiento para pagar en el menor tiempo posible la deuda que mantienen con los proveedores. Asimismo, ha afirmado que el Gobierno balear apoya la entrada de capital privado en el medio para reforzar su capacidad, así como su calidad. "No veríamos con malos ojos, e incluso lo apoyaríamos, no que se privatice, sino que entre capital privado que reforzaría la capacidad" del ente, ha precisado el consejero.
En este sentido, ha recordado que el programa electoral del PP apunta a la posibilidad de que las administraciones públicas puedan modificar los modelos de las televisiones públicas autonómicas para dar entrada a la gestión privada dentro de las mismas como fórmula para mejorar su rentabilidad. No obstante, ha recalcado que ello puede hacerse con "mucha naturalidad y normalidad".
Por otra parte, el diputado del Grupo Socialista Cosme Bonet ha acusado al Gobierno balear de haber llevado a cabo una "irregular" elección del equipo directivo que acompañará al futuro director general Jacobo Palazón. Así, ha recordado que los medios de comunicación avanzaron los nombres de las personas que integrarían este equipo, pese a que la Ley del sector público instrumental establece que se debe convocar un concurso público para ello.
Asimismo, ha señalado que, aunque más tarde se convocó este concurso público, unas semanas después se excluyó del mismo a los cargos de gerente, director de la televisión y director de la radio, los cuales han sido designados de manera directa. Para Bonet, este proceso ha sido "bastante irregular" y, de hecho, ha afirmado que ello les ha llevado a estudiar emprender acciones legales para aclararlo.
Al respecto, el consejero de Presidencia ha considerado que han "obrado correctamente" con todas las contrataciones y cumpliendo con la legislación. Así, ha indicado que se conformó un tribunal de funcionarios públicos que seleccionaron los currículums más adecuados a los perfiles exigidos y que, entre los escogidos, Palazón eligió a los que consideró más idóneos.
Por otra parte, los parlamentarios han vuelto a discutir acerca de la designación del consejero de Presidencia como director general de IB3 en funciones. Gómez ha recalcado que el decreto ley por el cual se le confirieron estas funciones no establece en ningún momento que él sea el director general, sino que tiene delegadas dichas competencias. No obstante, los socialistas creen que el consejero está negando la realidad, dado que de hecho es él el que comparece en las comisiones de control del ente.
"Si usted no es el director general, ¿qué es el subdirector (Jacobo Palazón)? ¿un subconseller?, ha ironizado Bonet. En esta línea, la parlamentaria del Grupo Socialista ha dicho que entiende que Gómez se "avergüence" de reconocer que es el director general ya que, a su parecer, el hecho de que un alto cargo político del Gobierno balear se ocupe de la dirección de un medio público de comunicación es una injerencia política.
En otro orden de cosas, Gómez ha insistido en que el ente, del mismo modo que está haciendo el Gobierno balear, está aplicando una serie de medidas de austeridad para ajustar los gastos de IB3. Así, ha destacado que el próximo año se reducirá un 26,7% la partida destinada a personal, la cual será de 4,8 millones de euros.
Además, ha incidido en que la reestructuración del equipo directivo llevada a cabo tras la llegada del nuevo Gobierno balear ha permitido reducir los altos cargos del ente en ocho directores y seis subdirectores menos, con un ahorro estimado de 450.000 euros anuales. Cabe señalar que las funciones de las plazas amortizadas han sido asumidas por otros trabajadores.
Asimismo, se cancelarán o no renovarán una serie de contratos de contenidos televisivos, fundamentalmente deportivos, que acarrean unos costes elevados, como puede ser la retransmisión de la Liga de Campeones. En este sentido, el consejero ha remarcado que IB3 debe dejar de tratar de competir con medios nacionales. También se han renegociado otros contratos y adquiridos nuevos productos audiovisuales de menor coste.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.