Las autonomías no saben qué hacer con sus televisiones

Canal Surmediaset.es

.

Mientras los gobiernos autonómicos les cierran el grifo (en el caso de Asturias, el asunto ha llegado a los tribunales), las televisiones públicas también sufren como nadie la caída del mercado publicitario. Según el último estudio de Infoadex, son el medio de comunicación convencional con mayor caída de la inversión. Entre enero y septiembre han facturado en su conjunto 150 millones de euros, un 24,4% menos que un año antes.
En el caso de Canal Sur (un 11,4% de audiencia entre los dos canales en septiembre), la Junta ha decidido ahorrarse un 22%. Contribuirá con 122 millones a los 219,6 millones de euros (-5,6%) presupuestados por Pablo Carrasco para 2012. Casi la mitad (43,8%) de esta cantidad se irá en gastos de personal (cerca de 1.700 trabajadores).
Esta televisión confía en la publicidad para compensar la tijera de la Junta. Si se atiende a Infoadex -que destaca que los ingresos de Canal Sur han caído un 28% de enero a septiembre (23,8 millones)-, parecen cuanto menos optimistas las previsiones de facturación: 40 millones.
Y como la crisis no entiende de siglas ni de colores, Canal 9, ésta bajo un Gobierno del PP, ha fijado para el año que viene los gastos más bajos desde 1999: 154 millones de euros, un 15,8% menos que en este curso y un 43% menos que en 2008. También la audiencia está bajo mínimos: en septiembre promedió un 5,9% entre sus tres canales (uno de ellos, de información continua).
Los fondos de la Generalitat de Fabra para su televisión autonómica se reducen en 2012 un 20%, hasta los 99 millones de euros.
Una tercera parte de lo que TV-3 (14,8% de share en septiembre, más de 2.700 trabajadores) recibe este año de la Generalitat (350 millones en 2010); que en 2007 asumió la deuda de 1.046 millones que acumulaba la Corporació.
A esos 300 millones hay que sumarle los 59 que ha facturado en publicidad hasta septiembre (71,3 millones la temporada anterior).
El Ejecutivo de Patxi López ya ha anunciado que reducirá el próximo año en un 8,4% el presupuesto destinado a EiTB (132 millones de euros), cadena que emplea a 1.500 trabajadores y suma un share del 10% entre tres canales. La cadena ha elaborado un presupuesto de 165,6 millones (177,5 millones en 2011).
Otra de las (antes) grandes, Telemadrid (6,1% el mes pasado, con casi 1.200 empleados), reconocía a principios de mes que acumula una deuda de 240 millones de euros. Del Gobierno de Esperanza Aguirre recibe al año 79 millones de euros, y en los nueve primeros meses de 2011 ha facturado 17 millones de euros por publicidad (26,2 millones un año antes). 
Por su parte, la deuda de la pública aragonesa (760 trabajadores, 135 en plantilla, y un 10,1% el último mes) ya alcanzaba en agosto los 19,3 millones de euros
Donde la tensión ha llegado más lejos ha sido en Asturias. La propia dirección de la cadena (8,3% de cuota en el mes de septiembre entre sus dos canales) ha acudido ante los tribunales para reclamar que el Gobierno de Álvarez Cascos pague los 13 de millones de euros del presupuesto de este año que aún quedan por transferir.
El ente reconoce que desde agosto no puede hacer frente al pago de las nóminas de los 668 trabajadores, entre directos e indirectos, a sueldo de la televisión pública de una autonomía de poco más de un millón de vecinos.