Echenique, dos años y tres meses con la tijera en RTVE

Echeniquemediaset.es

.

Leopoldo González-Echenique ha sido el tercer presidente con que ha contado la Corporación, que, con su puesta en marcha, dejaba a cero el contador de deuda de la radiotelevisión estatal. Pero ni Luis Fernández, ni Alberto Oliart ni Echenique -que comparten el abandono prematuro, y voluntario, del cargo- han sido capaces de frenar la sangría.
Desde su nombramiento, el 28 de junio del año 2012, las cuentas de RTVE han sido el principal reto al que se ha enfrentado Echenique. En una comparecencia en el Congreso de los Diputados el pasado mes de mayo, el dirigente cifró en 716 millones de euros las pérdidas de RTVE desde el año 2007, cuando nació la corporación, hasta el año 2013.
Asimismo, el organismo arrastra desde los últimos dos años un déficit estructural en torno a los 100 millones de euros. Es por ello que desde sus últimas comparecencias en el Congreso, Echenique reiteró en numerosas ocasiones la necesidad de llevar a cabo "ajustes técnicos" en el modelo de financiación, sin cambiar totalmente el modelo y descartando en todo caso la posibilidad de hacer recortes de empleo.
Entre las propuestas lanzadas por el presidente de RTVE se encontraba la de reforzar los ingresos, acompañando esta medida de una posible propuesta para reducir el volumen de gastos de RTVE por debajo de los 1.000 millones de euros.
Se redujo el gasto de la corporación en casi 300 millones de euros desde 2009 hasta 2013, pasando de 1.200 millones de euros a 960 millones. El problema, según Echenique, eran los ingresos.
En el caso de las aportaciones del Estado, pasaron de 829 millones en 2010 a 622 millones del año pasado, lo que ha supuesto una reducción del 25%.
Precisamente, el pasado mes de julio la corporación anunciaba un acuerdo con el Ministerio de Hacienda para recibir una aportación de 130 millones de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con el objetivo de reforzar el Plan de Eficiencia iniciado en 2012.
Entre las medidas para alcanzar ese equilibrio, RTVE preveía ahorrar en gasto integrando Teledeporte en La 2 o creando un canal en streaming dedicado al deporte, si bien Echenique no ha podido cerrar este acuerdo para el consejo de administración en el que hoy ha presentado su dimisión.
Hasta su intervención en el Congreso el pasado martes, Echenique mantenía la idea de lograr esa financiación. "Si mal no me equivoco, será este viernes cuando quedará reflejada la cifra. Muchas veces se deciden en el último minuto, como las finales de los partidos de fútbol", señaló.
No obstante, Echenique también ha tenido que hacer frente a otras críticas desde la oposición, algunas de las cuales se han centrado en una supuesta "manipulación" en las informaciones ofrecidas por la cadena pública.
Así, desde el nombramiento de Julio Somoano al frente de los servicios informativos de RTVE como las coberturas de eventos como la Diada, han sido objeto de preguntas en diversas comparecencias en las comisiones mixtas de control en Congreso y Senado.
Asimismo, las polémicas suscitadas por las declaraciones de presentadoras de programas de TVE como Mariló Montero o Toñi Moreno han marcado la trayectoria del dirigente, junto con otras referidas a los viajes de directivos para eventos deportivos como la Champions League o la Copa del Rey.