Caja Madrid calculó 35 millones de beneficio por los derechos de Atlético y Getafe

manuel sorianomediaset.es

.

El exdirector general de Telemadrid Manuel Soriano ha asegurado que él fue "el responsable" de la compra en 2007 de los derechos audiovisuales del Atlético de Madrid y del Getafe, una operación en la que el ente público perdió varios millones de euros, con el objetivo de que "los madrileños siguieran disfrutando del fútbol gratuitamente".
En la sesión de la comisión sobre corrupción política que celebra la Asamblea de Madrid, Soriano ha señalado, ante las preguntas del portavoz de Ciudadanos, César Zafra, que la idea de comprar los derechos "no vino por parte del Gobierno ni de los clubes", sino de la propia Telemadrid.
El también expresidente del Consejo de Administración del ente público ha indicado que dicha idea, que se acabaría plasmando en la constitución de la entidad Madrid Deporte Audivisual conjuntamente con Caja Madrid y los propios clubes, fue colectiva.
El compareciente ha negado haber mantenido ninguna reunión formal con algún miembro del Gobierno regional para tratar este tema, "ni llamadas ni ningún email". Eso sí, dijo que el Ejecutivo lo sabía porque lo comentaban en algún encuentro para hablar de Telemadrid en general.
Soriano sí ha reconocido, al ser preguntado por si informó del asunto a determinadas personas, que "probablemente" habló con los expresidentes autonómicos Esperanza Aguirre e Ignacio González, entre otros, y confirmó que sí lo hizo con el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.
El expresidente de Telemadrid ha indicado que en esta operación la cadena "no perdió dinero ni creó ningún agujero; hubo una operación mercantil". "Aquí no se ha hundido nada, se ha reflotado una cadena", ha respondido al portavoz de Podemos, Miguel Ongil, que le recordó las pérdidas de audiencia y la situación económica de los años de su mandato.
A lo largo de su intervención, Soriano ha insistido en la necesidad de acometer esta operación sobre los derechos del fútbol porque "era uno de los pilares fundamentales de la programación de Telemadrid" que Mediapro "le había quitado no por procedimientos muy ortodoxos". De hecho, ha señalado que dichos procedimientos fueron recurridos judicialmente.
Asimismo, ha manifestado que la dirección del ente público hizo suya la propuesta de Caja Madrid de sacar adelante la operación a través de un informe en el que contenía un análisis, proyecciones de futuro y "una rentabilidad de 35 millones de beneficio".
"Pero los amigos de Mediapro cambiaron las condiciones del mercado en favor de sus intereses, y no de lo intereses de los madrileños, que venían disfrutando del fútbol gratuitamente, y eso es lo que quería recuperar Telemadrid", ha añadido.
Soriano ha señalado de la gestión de los derechos audiovisuales del Atlético y del Getafe era un "instrumento", una "condición sine quan non para poder conseguir el acceso a quien tenía los derechos de la Liga" y así poder retransmitir en abierto desde Telemadrid todos los partidos.
En este sentido, ha considerado que la creación de Madrid Deporte Audiovisual fue "absolutamente transparente", ya que se informó de su constitución a la comisión delegada del Consejo y al propio Consejo de Administración.
"Entonces la operación la conocía todo el mundo y nadie, ni los sindicatos, dijeron nada en contra en aquellos momentos. Se están centrando en la creación de la sociedad y no en el objeto fundamental, que era tener los derechos para retransmitir posteriormente toda la Liga y la Copa del Rey de fútbol, que era de lo que venían disfrutando los madrileños hasta ese momento; no tanto en sí la operación mercantil", ha declarado.
Por otro lado, preguntado por la diputada socialista Isaura Leal sobre la explotación de los derechos publicitarios en la etapa vigente de ese contrato, Manuel Soriano, ha respondido que él "sólo no se ocupaba solamente de gestionar una participación en una empresa y que había una serie de profesionales de Telemadrid que se ocupaban de ello".
No obstante, ha sostenido que "no se hizo la más mínima ilegalidad ni transgresión de lo que se establece en los contratos mercantiles".
Interrogado por si esta operación ha supuesto un enriquecimiento injusto por parte de ambos clubes, el compareciente ha recordado que Telemadrid está personada en las reclamaciones, que podrían ascender a 35 millones de euros.
Por último, el expresidente de Telemadrid ha criticado que durante la llamada guerra del fútbol "se modificaran las condiciones en beneficio de un determinado lobby monopolítico".
El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, ha afirmado por su parte que la compra de los derechos del fútbol del Atlético de Madrid y del Getafe por parte de Telemadrid y Caja Madrid en 2007 parecía "viable" pero que la caja madrileña "no entendía el sector, que era una selva, bastante complicada".
En la comisión de investigación que trata esta fracasada operación económica, Tebas ha señalado que "si el objeto era no perder dinero y tener fútbol en abierto la operación era correcta porque era lo que se había hecho siempre en las televisiones autonómicas".
De hecho, ha indicado que posiblemente él hubiera firmado ese contrato, ya que otras televisiones como la catalana TV3 utilizaron la misma estrategia, no sólo por conseguir los derechos de imagen para las retransmisiones de equipos grandes, sino por la "capacidad de bloqueo" que podrían tener y la posibilidad de "sentarse en la misma mesa con los otros tenedores de derechos".
"Si el objetivo era tener un producto para Telemadrid en abierto, la estrategia era la correcta. Las televisiones autonómicas compraban derechos para sentarse en la mesa. Si el objetivo es un tema económico, era más complicado saber si la operación era buena, no sé si yo lo hubiese hecho (firmado)", ha indicado.
Tebas, que ha sido citado este viernes a la comisión a requerimiento del Grupo Parlamentario Popular, ha afirmado que la compra de los derechos de ambos clubes por 270 millones de euros durante cinco años (de 2009 a 2013) era "un precio de mercado, quizá hasta un poco bajo", teniendo en cuenta que luego subieron los tarifas.
Telemadrid y Caja Madrid crearon la sociedad Madrid Deporte Audiovisual en 2007 para comprar los derechos audiovisuales televisivos del Atlético de Madrid y el Getafe a partir de la temporada 2009/2010 por un montante de 270 millones de euros y una duración de cinco años. Una operación que salió adelante a pesar del informe negativo de José María Díez-Picazo, entonces director económico financiero del ente público.
"El fútbol era y es fundamental para el contenido y audiencia de la cadena. En Telemadrid considerábamos que teníamos que hacer todo lo posible para ofrecer a los ciudadanos los partidos en abierto sin tener que pagar", señaló en la anterior sesión de diciembre el exdirector general de Telemadrid Ángel Martín Vizcaíno.
El acuerdo se rompió en 2012 por parte de los dos clubes madrileños, por lo que Madrid Deporte Audiovisual perdió en 2013 y 2014, años en los que no desarrolló ninguna actividad, varios millones de euros. La sociedad lleva en proceso de liquidación desde entonces.