EiTB suprime un 41% de los cargos, con un ahorro de 800.000 euros

EiTBmediaset.es

.

El Consejo de Administración de EiTB ha aprobado una reducción del 41% de cargos de su organigrama, lo que supone un ahorro en costes salariales de más de 800.000 euros. El organigrama anterior contemplaba un máximo de 129 miembros y ha pasado a otro cuyo máximo es de 75 miembros. Según ha informado el ente público, la alta dirección y el nivel de directores y subdirectores se ha reducido en un 32%, pasando de 28 miembros a 19. De los 75 miembros, 23 son directivos de libre designación que no proceden de la plantilla.
Por otra parte, y en cuanto a puestos que no figuran en el organigrama, son 22 los puestos de libre designación que ostentan alguna responsabilidad en el grupo de comunicación.
El 70% del organigrama está ocupado por profesionales procedentes de la plantilla fija, con un dilatado itinerario profesional antes de ocupar los actuales puestos de responsabilidad. Asimismo, el 60% de los cargos de libre designación corresponden a la cantera de EiTB, estudiantes procedentes de la universidad, que entraron en EiTB como becarios o en prácticas.
La Dirección General establece que, en adelante, los nuevos nombramientos de libre designación ostentarán la condición de contratado eventual de libre designación, con vigencia contractual ligada a la duración del mandato de la Dirección General que los nombra.
Con la revisión del organigrama, EiTB aborda el compromiso adquirido por la Dirección General y atiende las anotaciones del Tribunal Vasco de Cuentas, así como las solicitudes tanto del Consejo de Administración como de otros agentes.
EiTB ha basado sus decisiones en el dictamen jurídico sobre el sistema de gestión directiva, que se ha solicitado para la elaboración del nuevo organigrama. Este nuevo organigrama simplifica el modelo de dirección y facilita que sea más transparente y claro.
El enfoque, tamaño y modelo de la estructura directiva tiene la finalidad de garantizar el desarrollo y cumplimiento de la misión de EiTB. Incluye un modelo de gestión por objetivos, orientada a una gestión estratégica, al desarrollo de planes gestión, a la organización y mejora de procesos y a una cultura de trabajo mediante equipos de personas.
Asimismo, la dirección gestiona las relaciones internas y externas y asume su responsabilidad en el diseño y desarrollo de los modelos correspondientes a una empresa pública con gestión avanzada.