El ERE costó 124,3 millones de euros a RTVE en 2014

RTVEmediaset.es

.

El ente público RTVE perdió 96,1 millones de euros en el ejercicio 2014, cifra superior a las pérdidas registradas el año anterior, con números rojos de 78,1 millones de euros, según las cuentas publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El Ente desapareció en el año 2006 con la entrada de la Ley de RTVE que creó la Corporación y, desde entonces, una sociedad gestiona este proceso de disolución que conllevó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con la "extinción paulatina" de los contratos de trabajo de 4.150 trabajadores desde el 31 de diciembre de 2006 hasta el 31 de diciembre de 2008.
Precisamente, una de las partidas con mayor cifra de gasto es la de personal, que se sitúa en 126,6 millones de euros -por debajo del gasto del año anterior, 140,8 millones de euros-. De este gasto, 124,3 millones de euros fueron destinados a sueldos y salarios.
El Gobierno debe proveer al Ente Público en liquidación y a sus dos sociedades filiales "de los fondos y recursos necesarios para que puedan desarrollar de manera ordenada" el mencionado proceso de liquidación patrimonial.
En este sentido, los Presupuestos Generales del Estado para el año 2014 establecieron una subvención por importe de 30,9 millones de euros, mientras que el resto de los costes han sido financiados mediante la venta de acciones que el Ente Público RTVE en liquidación posee de la Corporación RTVE a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), cifrada en 83,9 millones de euros.
En las cuentas, el grupo también recuerda que existen demandas dentro de los ámbitos civil y laboral y la Asesoría Jurídica de RTVE estima que algunas de ellas podrían devenir en sentencias desfavorables para sus intereses. En concreto, el importe de las reclamaciones de terceros provisionadas en demandas de índoles civil y laboral asciende a 538.772 euros y 1,4 millones de euros, respectivamente. En cualquier caso, RTVE tiene depositados avales a favor de terceros por 502.695 euros, que se corresponden, en su mayoría, con demandas ante Juzgados de lo Social así como garantías para cumplimiento de contratos.
Asimismo, el grupo aclara que todavía hay saldos que quedan pendientes de pago, si bien se refieren a documentos registrados "con bastante antigüedad y con cierto grado de disconformidad" que RTVE está "tratando de aclarar, motivo por el que no han sido abonados dentro del plazo máximo legal".